El litigio que se sigue ante tribunales de Nueva York presentado en julio de 2015 por Ian Jack Miller, ex abogado de Zara, en contra de esta empresa de ropa en su división de los Estados Unidos por acoso, sigue generando titulares por las intensas acusaciones.

El abogado Miller acusó en su demanda a Zara, al administrador de la empresa en los Estados Unidos, Dilip Patel, y al ex CEO Moisés Costas Rodríguez, de haberlo sometido a prejuicios generalizados, hostigamiento y de haber tomado represalias en su contra, contrario a las leyes del estado de Nueva York. El alegato principal es que una vez que se conoció que era homosexual y judío, lo empezaron a acosar enviándole por correo electrónico fotos de penes y palabras en yiddish alusivas a sus preferencias sexuales.

Como primera defensa Zara intentó que la demanda fuera desechada argumentando que esta reclamación no era procedente debido a la existencia del privilegio cliente-abogado, doctrina según la cual las comunicaciones entre una persona y su abogado con el propósito de obtener representación legal, son privilegiadas y por tanto el abogado no puede testificar sobre ellas ante los tribunales.

El abogado Miller respondió que su queja solo describe aspectos generales de sus funciones como asesor legal de Zara y que no incurre en especificidades. Sin embargo, Zara insistió en que Miller no había demostrado claramente cómo perseguiría su causa sin violar el privilegio cliente-abogado.

Posteriormente Zara pidió que se le reconociera el derecho de pedir y obtener “todos los correos sobre cualquier tema entre (Miller) y su pareja de largo tiempo”. A esta petición el abogado Miller contestó la semana pasada señalando que esta petición era “excesivamente expansiva” y se refería a información que claramente está fuera de los límites de este caso. Así, el abogado Miller señaló que esta petición solo es una forma más en que Zara continúa acosándolo.

Paralelamente, el abogado Miller pidió al tribunal que le concediera una orden de protección por la potencialmente abusiva acción de Zara en este caso. Este tipo de peticiones se suelen presentar cuando se descubren secretos industriales de un tercero, pero también proceden para proteger a una de las partes de peticiones no razonables que equivalen al acoso o que pretenden crear una carga y gastos indebidos, y/o vejación, por lo que en este caso podría ser procedente.

El juez no ha resuelto sobre las recientes peticiones del abogado Miller por lo que el litigio continúa.

Más información fashionlaw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net