Entre Singapur y Malasia se está ventilando un delicado caso que podría configurarse como tráfico de infante, relacionado con el caso de Angie Tiong, una niña de dos años de edad cuyos tíos dicen que su padre la vendió a una pareja de singapurenses, quienes supuestamente la adoptaron legalmente.

La desaparición de Angie fue notificada a la policía de la provincia malaya de Johor por sus tíos el pasado mes de diciembre cuando el padre de la niña la sacó a pasear y no regresó con ella. Los tíos se hacen cargo de la niña pues la madre regresó a Vietnam cuando la niña tenía cinco meses de edad y el padre tiene un largo historial de uso de sustancias prohibidas.

Hecho el reporte, la policía interrogó al padre quien dijo que la niña había salido a pasear con un amigo que cuando regresó le entrego “algunos miles de ringgit”, pero no a la niña. Siguiendo la investigación conocieron que la niña fue entregada a la pareja de singapurenses a cambio de 12,000 ringgit, US$2,714.

Supuestamente la pareja que tiene a la niña la iba a regresar la noche del 31 de diciembre a sus tíos en la estación de policía de Johor Baru, pero posiblemente por la mediatización del caso decidieron no presentarse por lo que los tíos esperaron en vano a la niña durante horas.

Al enterarse del caso, un abogado malayo declaró que él había intervenido en el proceso pero que la adopción había sido completamente legal pues el padre firmó debidamente los documentos en los que cedió la patria potestad de la niña a la pareja de Singapur. Dijo desconocer, sin embargo, si los padres adoptivos habían entregado dinero, aunque aseguró que no hubo contacto entre ellos y el padre biológico de Angie.

Los tíos de Angie piden a los padres adoptivos de la niña que la regresen para lo cual prometen regresarles la cantidad que supuestamente pagaron como “precio” por la niña al padre. Sin embargo, las autoridades tendrán que esclarecer si se trata de un caso de tráfico de infante o si por el contrario es una adopción legal pues, pese al historial de abuso de drogas, quien aparentemente tiene los derechos sobre la niña es el padre. Un caso muy triste en donde todos están sufriendo.

Más información straitstime.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net