Todo parece indicar que el caso en contra de las empresas responsables del colapso del túnel Sasago de la autopista Chuo, en Japón, que en 2012 significó la vida de nueve personas, quedará en firme pues ni los demandados, que fueron encontrados culpables de negligencia, ni las familias de las cinco víctimas que demandaron, planean apelar la sentencia dictada el mes pasado por la Corte de Distrito de Yokohama.

Central Nippon Expressway Co., conocida como NEXCO-Central, y su subsidiaria encargada del mantenimiento del túnel, fueron encontrados culpables del derrumbe de 270 losas de concreto ocurrido en diciembre de 2012, y se les ordenó compensar por daños a las familias de cinco de las nueve víctimas del accidente, al considerarlos responsables por negligencia en el mantenimiento de las obras del túnel. Así, la corte encontró que el accidente pudo haber sido prevenido y que las empresas fallaron en el cumplimiento de sus deberes de llevar controles detallados de seguridad.

La cantidad que deberán pagar es de 443 millones de yenes, equivalentes a poco más de 3,718,000 dólares estadounidenses.

En un comunicado de prensa, NEXCO-Central manifestó que “aceptaban sinceramente” la sentencia por lo que no apelarían la decisión de primera instancia.

El padre de Yuri Ishikawa, una de las víctimas, de 28 años de edad, dijo que tenía sentimientos encontrados: “Me hubiera gustado que la empresa hubiera admitido su responsabilidad desde el principio, dado que decidieron no apelar el veredicto. Las medidas para prevenir incidentes similares que hemos pedido están lejos de ser cumplidas”.

Las familias de estas cinco víctimas también demandaron a cuatro ex ejecutivos de la empresa y de su subsidiaria, incluyendo al ex presidente de NEXCO-Central, por su responsabilidad personal en el accidente. Está previsto que se dicte sentencia de este proceso el próximo 16 de febrero.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net