Durante una reunión del Consejo de Políticas Laborales del Ministerio del Trabajo y Bienestar Social de Japón, el ministro presentó una propuesta para relajar los prerrequisitos exigidos a mujeres trabajadoras no regulares para obtener permisos de maternidad.

Bajo la legislación japonesa se considera que son trabajadores regulares quienes son contratados directamente por el patrón, por un periodo indeterminado de tiempo y que trabajan bajo un horario. Los trabajadores no regulares son los que no cumplen con alguno de estos tres requisitos, ya sea que no están bajo contrato directo, fueron contratados por tiempo determinado o cubren un horario parcial de labores.

De acuerdo con cifras oficiales, el 40 por ciento de los trabajadores en Japón son no regulares y de esa cifra casi el 60 por ciento son mujeres.

Para que las trabajadoras no regulares puedan ser beneficiadas con un permiso de maternidad, las reglas establecen que deben cumplir con una serie de prerrequisitos de elegibilidad, siendo uno de ellos que se espere que la mujer permanezca en la nómina después de que el hijo cumpla un año de edad y que se considere improbable que pierda su trabajo cuando el hijo cumpla dos años.

Un estudio cuyos resultados se dieron a conocer el pasado miércoles reveló que casi la mitad de las trabajadoras no regulares ha experimentado acoso por embarazo y por solicitar la licencia de maternidad.

De ese estudio se desprende también que muchas de estas mujeres encuentran sumamente difícil reincorporarse al trabajo debido a que no se les otorga la licencia por maternidad de un año. Y de quienes obtienen esta licencia, sólo el 4 por ciento ha podido regresar a sus trabajos según cifras de 2010.

La propuesta de estas nuevas políticas fue presentada por el ministro en noviembre, un mes después de que el grupo Matahara Net le pidiera que se relajaran las normas que han llevado a patrones inescrupulosos a negar la licencia por maternidad bajo sus propios términos abusando así de las mujeres trabajadoras.

Durante esta reunión también se dieron a conocer los resultados del primer estudio efectuado en torno del fenómeno de acoso en el embarazo de las trabajadoras que recibe el nombre de matahara y sobre el que la Suprema Corte se pronunció en octubre de 2014 reconociendo la existencia de este fenómeno.

Según este estudio efectuado en 3,500 trabajadoras entre 25 y 44 años en todo Japón, el 48.7 por ciento de las trabajadoras temporales ha experimentado dicho acoso particularmente de forma verbal y de suspensiones debido al embarazo y a la solicitud de la licencia por maternidad. El 21.8 por ciento de las trabajadoras a tiempo completo ha experimentado este tipo de acoso.

El acoso ha sido llevado a cabo por los superiores inmediatos hombres, seguido de otros jefes masculinos, superiores inmediatos mujeres y compañeras de trabajo.

El acoso verbal incluye frases como “nos estás ocasionando problemas” y “deberías renunciar”.

Se espera que el resultado de estos estudios y presiones sociales lleve a la elaboración de normas más equitativas que garanticen a las trabajadoras su derecho de licencia por maternidad.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net