Ballena en el océano

Saliendo del Parlamento danés, el Folketing, en Copenhague, el director general de la organización ambientalista Sea Shepherd, el capitán Alex Cornelissen, fue notificado el pasado mes de noviembre de una demanda presentada en su contra en las Islas Feroe en relación con las acciones realizadas este año para detener la matanza de ballenas piloto que se efectúa cada año.

El capitán Cornelissen asistió como invitado al Parlamento de Dinamarca para discutir precisamente la matanza de ballenas piloto en el archipiélago de las Islas Feroe, ubicado en el Atlántico Norte entre Escocia, Noruega e Islandia, y que pertenece al Reino de Dinamarca.

Esta cacería se conoce como grindadráp y es un evento anual que se realiza cada año bajo la protección de la Ley de Ballenas Piloto. Se trata de una tradición que se realiza desde por lo menos el siglo XVI. Según esta tradición, una vez que las ballenas son vistas son conducidas por una flotilla de pequeñas embarcaciones a la boca del fiordo donde los habitantes las matan para después consumir su carne y grasa lo que es considerado una delicia gastronómica.

Para evitar la matanza de este año, la organización Sea Shepherd ejecutó la Operación Sleppid Grindini durante la cual cinco activistas fueron detenidos, condenados a días de prisión, al pago de multas y a la deportación.

De acuerdo con cifras de la organización, entre junio y septiembre de este año se mataron a 490 ballenas piloto, pero gracias a sus acciones evitaron que muchas otras fueran masacradas.

Respecto de dicha operación tendrá que responder ante un tribunal de las Islas Feroe el director general de la agrupación, quien fue notificado la semana pasada por un policía tras haber hablado en el Parlamento en contra de la cacería ante los miembros del Comité de las Feroe. El capitán Cornelissen, de nacionalidad danesa, iba acompañado del director de Sea Shepherd en los Países Bajos, Geert Vons, y de la consejera legal de la organización Liesbeth Zegveld.

“Haber sido notificado afuera del edificio del Parlamento danés por un policía danés, después de haber sido invitado por Dinamarca para exponer nuestra posición sobre el grindadráp, confirma la posición de Sea Shepherd que Dinamarca está involucrada activamente en la matanza de ballenas piloto”, declaró a los medios el capitán Cornelissen.

Durante su presentación ante el Parlamento, los integrantes de Sea Shepherd hicieron hincapié en las obligaciones legales internacionales de Dinamarca de proteger a las ballenas piloto, de prohibir su matanza intencional y de incorporar las disposiciones internacionales en la legislación interna, reiterando que el apoyo de Dinamarca al grindadráp está en oposición a estas obligaciones legales. El gobierno danés, sin embargo, reiteradamente ha negado tener injerencia en este evento de las Feroe.

Los integrantes de la organización se lamentaron que el foro estuviera orientado hacia quienes defienden la cacería de ballenas en el archipiélago de las Feroe: “Fue muy valiosa la oportunidad de exponer la posición de Sea Shepherd sobre la ley. Lamento, sin embargo, que la audiencia haya sido demasiado emotiva como para haberse dado un verdadero intercambio de argumentos”, declaró la abogada Zegveld.

Para Sea Shepherd, pese al sesgo evidente a favor de la cacería, el foro fue importante porque es señal de la alerta de Dinamarca sobre el creciente rechazo europeo al grindadráp en cuanto a que se está pidiendo que el gobierno rinda cuentas por su colaboración respecto de esta práctica.

“La marea se está volteando en contra del grindadráp”, dijo Geert Vons. “Con las continuas críticas desde Europa y la presión hacia el gobierno de Dinamarca para que retire su apoyo a las matanzas, es claro que el mundo ya no desea sentarse a ver que estas masacres ilegales ocurren”, matizó.

Más información seashepherd.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net