Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1687
powered by social2s

La actividad de la Suprema Corte en Pakistán no cesa. Hace un par de semanas revirtió la decisión de considerar con antecedentes penales a Nawaz Sharif, activista pakistaní y con ello le otorga el derecho de contender nuevamente para elecciones presidenciales. (Ver La decisión de la Suprema Corte en Pakistán).

 

Y ahora llama a declarar al ex presidente Pervez Musharraf para que explique las razones por las cuales impuso un estado de emergencia en noviembre del 2007, poco después de su controvertida re elección, y mediante el cual destituyó a más de 60 jueces y miembros de la propia Corte Suprema de ese país. Al parecer la sentencia surgió a raíz de que el Procurador General se negará a defender la postura del ex presidente.

 

Es la primera vez que se llama a un ex presidente a declarar sobre sus actos ya que la tendencia general había sido la de justificar estas acciones ilegales.

Musharraf, quien se encuentra en Londres, no compareció personalmente ante la Corte quien hoy viernes encontró que fue ilegal el dictado del estado de emergencia. Todavía no se sabe si la comisión de la Corte conformada por 14 magistrados, destituirá a los 60 jueces que reemplazaron a los que Musharraf destituyó al decretar la emergencia ni si se iniciará una acción contra el ex presidente por alta traición.

 

La destitución de los jueces y del propio presidente de la Suprema Corte fue el origen de una manifestación masiva de abogados de todos los territorios de Pakistán hacia Islamabad.

 

Los analistas consideran que esta decisión de la Corte  representa en un momento político sensible ya que Estados Unidos está presionando al gobierno actual para sacar de su territorio a los talibanes y a los miembros de al Qaeda.

 

Otro ex líder que ha sido llamado a declarar ante las autoridades es Tony Blair, ex Primer Ministro de Gran Bretaña. Se la llamará en el marco de una investigación que se sigue para conocer las razones por las cuales este país se unió a la guerra iniciada por los Estados Unidos en contra de Irak y para que se revelen las razones que en su momento se analizaron para presumir que Irak era un riesgo para la Gran Bretaña.

 

En este caso se trata de la apertura de un expediente de investigación y Blair no será el único en declarar, sino que se llamarán a otras personas cercanas al círculo del poder y que participaron en la toma de la decisión.

 

Fuente BBC News

www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s