Con los avances que ha tenido el Internet, muchos han dado en llamarlo como el medio de difusión más democrático, pero algunos consideran que se puede llegar a violar derechos de propiedad intelectual por lo que la línea entre lo legal y lo ilegal aun es muy tenue.

 

Como ejemplo tenemos el caso de Audiovisual Sport, subsidiaria de GRUPO PRISA, en contra del sitio de internet Rojadirecta.com.

 

Rojadirecta.com en 2007, enlazó a retransmisiones a distintos eventos deportivos, entre los que destacan la Liga española y la Copa del Rey, sobre los cuales Audiovisual Sport alegaba tener derechos exclusivos.

 

Dos años después, el juez decidió sobreseer y archivar el asunto, ya que no encontró evidencia de ningún delito, en virtud de  que "las páginas de Internet administradas por el acusado no facilitan la desprotección de los códigos claves para ver los eventos deportivos, ni realiza conexiones con programas de desprotección, sino que facilitan enlaces para descargar programas que permitían ver los eventos, que si bien pueden tener acceso codificado en España, se transmiten libremente en la televisión internacional, y que son de uso gratuito, al ser abiertos y universales". Además, destacó que el acusado "no obtiene[n] beneficios directos por facilitar los enlaces, sino una remuneración indirecta de la publicidad del portal".

 

La sentencia del juez coincide con Rojadirecta, quienes señalaban que ellos no cuentan con contenidos audiovisuales en ningún servidor y que se limitan a publicar texto y enlaces externos a canales sobre los cuales ellos no tienen ingerencia, mismos que son accesibles por otros medios, incluso en portales de búsqueda por todos conocidos como Google o Yahoo.

 

Estos son los mismos argumentos que ha utilizado Google en todo el mundo, como cuando el futbolista argentino Diego Armando Maradona los demandó por publicar enlaces que utilizaban su nombre vinculándolo con sitios pornográficos. Ellos solo se limitan a presentar enlaces, no son responsables ni propietarios de los contenidos.

 

Fuente 20minutos.es

 

www.miabogadoenlinea.net