Sillas de salón de clases

En Johannesburgo, Sudáfrica, durante una mesa redonda organizada por la Comisión de Derechos Humanos de Sudáfrica, se hizo hincapié de cómo las prácticas empresariales impactan en los derechos de los niños, particularmente en los procesos de disputa de licitaciones que terminan privando a los niños de los bienes y servicios que el gobierno está obligado a proporcionarles.

Lo anterior fue expuesto por Ann Skelton del Centro de Derechos de la Infancia de la Universidad de Pretoria, quien dijo que si bien los procesos de licitación se realizan para asegurar una apropiada responsabilidad de los organismos de gobierno al procurar bienes y servicios, frecuentemente esas licitaciones son disputadas y objeto de procesos judiciales”.

“Así que tenemos por un lado el derecho de los niños de recibir bienes y servicios frente al derecho de los empresarios a un proceso de adjudicación justo… (Un proceso fallido) ocasiona grandes retrasos y el resultado es que los niños están sentados sin recibir los servicios que el gobierno originalmente debe proporcionarles” y dijo que ejemplos elementales de esto son los muebles en las escuelas o la papelería.

Se cita también el ejemplo de una licitación que es disputada en Limpopo para proporcionar alimentos a los niños. En este caso el gobierno provincial ha asegurado que durante la disputa los niños no se verán privados de sus lonches.

Durante este encuentro, Andre Viviers, representante de UNICEF dijo que para que los niños no se encuentren en posición de desventaja en los procesos de licitación el gobierno debería asegurarse que las empresas, antes de participar en la licitación, cumplen con los Derechos de los Niños y Principios Empresariales, que es un documento creado por la UNICEF, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y la organización Save the Children.

Este documento incluye 10 principios que son los siguientes:

1. Cumplir con su responsabilidad de respetar y promover los derechos del niño.

2. Contribuir a la erradicación del trabajo infantil en todas las actividades empresariales y relaciones comerciales.

3. Proporcionar un trabajo digno a los jóvenes trabajadores, padres y cuidadores.

4. Asegurar la protección y seguridad de los niños en todas las actividades e instalaciones empresariales.

5. Garantizar que los productos y servicios sean seguros y que a través de ellos se promueven los derechos del niño.

6. Utilizar marketing y publicidad que respeten y apoyen los derechos del niño.

7. Respetar y promover los derechos del niño en relación con el medioambiente y la adquisición y uso de tierras.

8. Respetar y promover los derechos del niño en las disposiciones de seguridad.

9. Ayudar a proteger a los niños afectados por situaciones de emergencia.

10. Reforzar los esfuerzos de la comunidad y el gobierno para proteger y satisfacer los derechos del niño.

A continuación el video de la UNICEF (en inglés) en que explican los Derechos de los Niños y los Derechos Empresariales, en donde se citan las palabras que un niño peruano pronunció en 2010: “Compramos sus productos y servicios, pero les pedimos que inviertan en nuestro desarrollo. No queremos regalos, queremos que sean responsables”.

 

Más información Timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It