Mujer embarazada

El Parlamento de Birmania, Myanmar, aprobó un paquete de cuatro leyes que los expertos aseguran que han sido creadas contra la minoría musulmana del país a fin de evitar que dicha población siga creciendo. La ley que más ha llamado la atención faculta a los gobiernos provinciales a organizar planes de planificación familiar.

Esta ley, impulsada por monjes budistas nacionalistas, establece que las autoridades locales pueden “organizar” que las mujeres dejen pasar un tiempo de 36 meses entre embarazos a fin de espaciar a los hijos. Aunque se trata de una medida que la misma Organización Mundial de la Salud, OMS, ha propuesto por motivos de salud, la Ley de Salud y Control de Población birmana, recientemente aprobada, dispone que tales planes podrán efectuarse por motivos de salud a fin de reducir la mortalidad infantil o tomando en consideración la falta de alimentos en la región, pero también autoriza a las autoridades a considerar si “existe un gran número de migrantes en el área, una alta tasa de crecimiento de la población y una alta tasa de nacimientos” que impacten negativamente en el crecimiento regional para establecer estos planes.

La ley no específica cómo se obligará a las mujeres a seguir los planes de control familiar ni se menciona como posible alternativa practicar abortos como se faculta en China a las autoridades cuando los matrimonios ya tienen un hijo.

Activistas de derechos a favor de las mujeres opinan que aunque esta ley está claramente dirigida hacia la minoría musulmana de los bengalíes o rohingya, puede terminar afectando a todos y temen que se aplique especialmente contra mujeres embarazadas que se encuentran en prisión o en situación vulnerable.

La ejecución de la ley será supervisada por el procurador general de Birmania, Tun Shin.

Las otras tres leyes aprobadas se refieren a los procesos de conversión religiosa, a los matrimonios interreligiosos y la prohibición de las relaciones extramaritales.

La aprobación de estas cuatro leyes no contó con el apoyo del partido político de Aung San Suu Kyi, la activista política que estuvo años bajo arresto domiciliario por la junta militar que gobernó el país y a quien se ha evitado en dos procesos electorales contender por la presidencia del país.

Más información Theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It