El juicio que se sigue en contra del único sobreviviente de los ataques terroristas en Bombay, India, dio un vuelco este lunes cuando el acusado, Mohammed Ajmal Amir Qasab de 21 años se declaró culpable.

Se trata de una declaración sorpresiva ya que el tribunal estaba listo para escuchar el testimonio del testigo número 135, acusado no tenía el uso de la palabra y habló sin que lo supiera siquiera su abogado defensor, quien fue nombrado por el estado.

Ajmal Amir dijo que sabía que era inocente y relató no solo su participación en los hechos sino como se involucró en el movimiento guerrillero Lashkar-e-Taiba de Pakistán cuando solicitó su ingreso para ser entrenado y después utilizar ese entrenamiento como ladrón. Con su confesión también se reconoció como ciudadano pakistaní, hecho que había negado durante todo el juicio.

Al confesar solicitó que el juicio termine y que sea sentenciado. Sin embargo el juez no respondió inmediatamente a esta solicitud porque pese a que el acusado declaró que confesaba por su propia voluntad y que no había presión sobre él para hacerlo, se piensa que lo hizo debido al dossier que en pasadas semanas entregó el gobierno de Pakistán no solo al gobierno de la India sino a Hillary Clinton y en donde ponen en evidencia la participación del grupo Lashkar-e-Taiba en los ataques de Bombay.

Sin embargo no se sabe como el acusado se enteró del dossier ya que no le está permitido leer periódicos ni ver noticias e incluso se ha restringido su contacto con su abogado, hecho que éste había reclamado.

El juez tendrá que resolver sobre esta confesión. De aceptar sentenciar al acusado se tratará de uno de los juicios más rápidos de la India, que ya estaba sentando precedente en cuanto a la rapidez ya que el sistema judicial de este país se ha caracterizado por su lentitud, en donde un juicio de esta naturaleza puede tomar hasta una década.

Fuente The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net