El fiscal general de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, presentó una demanda civil ante una corte del estado de California en contra del banco Wells Fargo por incentivar a sus empleados en conductas “inequitativas, ilegales y fraudulentas”, abriendo cuentas bancarias de clientes que no las habían solicitado mediante el uso de sus datos personales y, en algunos casos, dañando sus historiales de crédito.

De acuerdo con la demanda, “el resultado fue que Wells Fargo creó una máquina virtual generadora de comisiones a través de la cual los clientes resultaron afectados, los empleados fueron adjudicados con responsabilidades y Wells Fargo cosechó las ganancias”.

El banco ha adjudicado la responsabilidad de estas prácticas a algunos empleados y declaró que en estos casos ha impuesto sanciones disciplinarias y hasta el despido, pero de acuerdo con la investigación iniciada por Los Ángeles sobre este caso, el banco no tomó las medidas necesarias para evitar estos abusos hacia los clientes.

“En las escasas oportunidades en que Wells Fargo sí tomó acción en contra de sus empleados por estas conductas poco éticas de ventas, Wells Fargo después victimizó a sus clientes al no haber puesto remedio a las afectaciones que Wells Fargo y sus banqueros les ocasionaron”, se lee en la documentación legal.

La demanda civil fue presentada con fundamento en una ley de prácticas comerciales desleales que permite que los fiscales de otras grandes ciudades de California busquen compensaciones para los clientes del estado.

Además, la demanda expone que los empleados de Wells Fargo infringieron leyes estatales y federales al haber utilizado incorrectamente información confidencial y al no haber notificado a sus clientes cuando su información personal había sido mal utilizada.

La demanda pretende que se expida una orden judicial en la que se obligue a terminar con estas conductas incorrectas además de que se impongan sanciones de hasta $2,500 dólares por cada violación y se restituya a los clientes que fueron afectados por estas prácticas desleales.

De acuerdo con el fiscal Feuer, si esta demanda es exitosa en el tribunal Superior de Los Ángeles, podría resultar favorable para los clientes residentes en otros estados de la Unión Americana y posiblemente para los clientes residentes en otros países.

La investigación efectuada por la ciudad de Los Ángeles inició a partir de un reportaje publicado en Los Angeles Times en diciembre de 2013 en la que se exponían testimonios de empleados del banco sobre las impositivas políticas de ventas que por miedo a represalias los llevaban a suplicar a parientes y a amigos que abrieran cuentas fantasma, a abrir cuentas que sabían que los clientes no querían, a falsificar firmas en documentos contables e incluso a inventarse números de teléfonos de clientes molestos para que se hicieran las encuestas de satisfacción al clientes.

En una declaración, Wells Fargo aseguró que combatirían vigorosamente las acusaciones de esta demanda. “La cultura de Wells Fargo se enfoca que en el mejor interés de nuestros clientes y en la creación de un ambiente ético y de apoyo y cuidado de los miembros de nuestro equipo”. De acuerdo con este comunicado, lo anterior incluye “capacitación, auditorías y procesos que conjuntamente apoyan nuestra Visión y Valores y nuestro compromiso hacia los clientes para que reciban sólo los productos y servicios y que necesitan y de los que se beneficiarán”.

Ambas posiciones deberán ser demostradas y sustentadas ante la corte.

Más información LA Times

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net