En la recta final de su mandato, y a 20 años de su creación, este miércoles se sostuvo ante el Tribunal Penal Internacional para Ruanda la última audiencia, referente ésta al proceso de apelación de cinco personas, los primeros en haber sido sentenciados por esa instancia internacional para juzgar el genocidio.

El genocidio en Ruanda inició el 7 de abril de 1994 y en una de las peores atrocidades de la historia de la humanidad, en un período de 100 días más de 800,000 personas murieron en ataques de hutus hacia miembros de la etnia tutsi.

La ONU resolvió la composición de este Tribunal Especial por resolución de noviembre de 1994 y estableció la sede del mismo en Arusha, Tanzania, para juzgar los crímenes que se cometieron en esta lucha étnica que llegó al genocidio.

El mandato del Tribunal Penal Internacional para Ruanda finalizó el 30 de junio de 2012, pero en diciembre de 2010 se puso en marcha el Mecanismo Residual Internacional para que una rama de este tribunal siguiera funcionando a partir del 1° de julio de 2012, con la perspectiva de que finalizaría funciones a finales de 2014. El establecimiento de este mecanismo es importante pues aseguró la protección de los derechos de las víctimas, testigos y personas juzgadas por el tribunal.

Durante esta última audiencia compareció la primera mujer en haber sido condenada por genocidio e incitación a cometer violaciones, Pauline Nyiramasuhuko, quien en 1994 era ministra de asuntos de la mujer. Ella fue encontrada culpable de once cargos de genocidio en junio de 2011 y sentenciada a cadena perpetua. Su hijo, Arsene Shalom Ntahobali, quien lideraba milicias en la región de Butare, también fue condenado a cadena perpetua por genocidio, exterminación y violación como crímenes contra la humanidad.

La ex ministra, quien durante el cierre de las audiencias lloró e imploró a los jueces que la liberaran, y su hijo presentaron su apelación junto con otras tres personas, todos ex altos funcionarios gubernamentales, condenados a entre 25 y 35 años de prisión.

Las audiencias de este proceso, las últimas que se sostienen frente a este tribunal especial, iniciaron el pasado 14 de abril y se espera que en unos meses los jueces entreguen su veredicto con lo que se terminaría definitivamente el mandato del tribunal, salvo quizá, algunas cuestiones incidentales.

A continuación, un video realizado por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda sobre su mandato. El audio está en inglés.

 

 

Más información Africareview.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net