El lunes de esta semana iniciaron los debates y deliberaciones en el Consejo Nacional de Reforma de Tailandia el cual está encargado de revisar la iniciativa de Constitución elaborada por un comité creado para tal fin y que sería el documento que regularía al país que está bajo el gobierno actual de una junta militar que tomó el poder el pasado 20 de mayo cuando se depuso a Yingluck Shinawatra como primera ministra.

Al inicio de la sesión, el presidente del comité para la elaboración de una nueva Constitución, Borwornsak Uwanno, dijo que la iniciativa otorgaría el supremo poder al pueblo evitando la dictadura de la mayoría en el Parlamento.

De acuerdo con su exposición, el comité redactor trabajó conforme a cuatro objetivos: Permitir al pueblo el poder supremo, lograr una política transparente y balanceada, promover una sociedad justa y llevar al país a una existencia pacífica.

Los preceptos de la iniciativa se adhieren a los principios de suficiencia económica y responsabilidades y ha sido redactada para evitar que el gobierno obtenga la mayoría absoluta de tal forma que el sector popular esté en balance con el sector político.

Para ello se propone una representación proporcional en el Parlamento y un sistema de elección de listas conforme a un modelo alemán que evitará la dictadura de la mayoría y protegerá al gobierno de ser fácilmente depuesto.

Se explicó que la nueva Constitución pone especial énfasis a la soberanía popular y que ha sido redactada para terminar los conflictos sociales a través de medidas que no están limitadas a la simple obtención de una amnistía.

Respecto de la equidad, Bowornsak Uwanno dijo que para obtenerla las disparidades económicas deben ser reducidas lo que llevará a una equidad política y social, a una economía más democrática y a la reducción de la dependencia del pueblo en los políticos.

Durante su discurso aseguró que para la redacción de esta iniciativa el comité no recibió guía, instrucciones ni un proyecto inicial por parte de la junta militar ni se ocultó nada del público durante su redacción.

Confió en que durante este periodo de deliberación, que concluirá el próximo 26 de abril, el proyecto inicial será enriquecido con sugerencias útiles que lleven a una Constitución perfecta que prevea mecanismos de futuras reformas.

Durante estas sesiones se deliberará si la nueva Constitución es sometida también a referéndum popular.

Más información Bangkokpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net