El principal sindicato de pilotos aviadores de Francia presentará una denuncia por la filtración de información a la prensa respecto de las investigaciones sobre el accidente de la semana pasada del avión de Germanwings que viajaba de Barcelona, España, a Dusseldorf, Alemania, y que se estrelló en los Alpes franceses.

La denuncia se presenta conforme a las leyes francesas vigentes que disponen que durante investigaciones en curso, la información debe mantenerse como confidencial para evitar el mal uso de la misma.

Los pilotos franceses, y en general los europeos, están disgustados porque los medios han dado a conocer información antes que lo hiciera la fiscalía que investiga el caso lo que puede llevar a una desconfianza pública. En razón de este malestar se presenta la denuncia sin mencionar a un responsable en particular, dejando que sea la procuraduría quien determine si hay responsables o no del delito denunciado.

Sobre esta acción legal se pronunció ante los medios Guillaume Schmid del sindicato francés de pilotos SNPL quien dijo que comprendía que la presión hacia el órgano investigador para tener información sobre el accidente era intensa.

El organismo francés de investigación de accidentes aéreos, BEA, “nunca podrá satisfacer la demanda por información inmediata…está diseñado para resistir esto”, dijo el líder de los pilotos quien añadió que los investigadores deben enfocarse en “establecer hechos irrefutables”.

Por su parte, la asociación que representa a los pilotos en Europa, European Cockpit Association, ECA, ha pedido a los investigadores que realicen más pesquisas antes de establecer sus conclusiones finales.

“Una prioridad clave en la investigación de accidentes –y en su persecución- debe ser el reunir y analizar minuciosamente todos los datos, incluida la información técnica obre el vuelo. Las investigaciones de accidentes son procesos complejos que consumen tiempo, pero son la única forma de comprender y entender completamente lo sucedido”, expone ECA en un comunicado de prensa emitido el 26 de marzo después de que se filtró el contenido de la caja negra y se expuso que el copiloto deliberadamente había estrellado la aeronave.

“Llamamos la atención sobre la necesidad de una investigación objetiva e independiente sobre los factores que llevaron a este accidente. La filtración de los datos CVR es una violación grave de las reglas internacionales fundamentales y globalmente aceptadas sobre investigación de accidentes. Los motivos y consecuencias de esto deberán ser atendidos. Dado el nivel de presión que esta filtración ha creado indudablemente, el equipo de investigación enfrenta una seria distracción. El liderazgo de los investigadores sobre seguridad parece haber sido desplazado por consideraciones persecutorias. Esto es altamente perjudicial y un impedimento para hacer de la aviación más segura derivado de las lecciones de esta tragedia”, expone ECA en su comunicado.

Mientras tanto, las investigaciones del caso continúan.

Más información Thestar.com y eurocockpit.be

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net