Ante una corte del estado de Nueva Jersey, Estados Unidos, iniciaron este miércoles las audiencias del caso en contra del rabino Mendel Epstein acusado de secuestrar y de utilizar métodos brutales para conseguir de esposos renuentes el divorcio judío o get.

De acuerdo con el Talmud, solo el hombre puede conceder el divorcio o get. Sin embargo los reformistas han aceptado que la mujer pueda iniciar el proceso ante la corte rabínica, siendo el hombre quien finalmente otorga el get. Este hecho se ha convertido en un medio de presión del esposo para acordar pensiones alimenticias, custodia de los hijos o reparto de bienes, lo que pone en situación de indefensión a las mujeres.

De acuerdo con la acusación de este caso, el rabino Epstein se ayudaba de una banda que secuestraba al marido renuente, llevando navajas, cuerda, desarmadores, caja de toques y otras herramientas destinadas a torturar al hombre. A cambio la esposa que obtenía el get debía pagar un precio que de acuerdo con las investigaciones era de unos $50,000 dólares.

El rabino, su hijo y otros tres rabinos fueron arrestados el pasado mes de mayo después de que investigadores encubiertos del FBI obtuvieran la evidencia que necesitaban para presentar las acusaciones.

Los agentes se hicieron pasar por hermano y hermana pidiendo ayuda para que el marido de ella le otorgara el divorcio. De acuerdo con los investigadores, el rabino Epstein les pidió los $50,000 dólares por el esfuerzo.

El proceso en contra de otro de los coacusados del rabino Epstein, el rabino Martin "Mordechai" Wolmark, inició después de que en enero pasado se declarara culpable de viajar al estado de Nueva Jersey para forzar a hombres a conceder el divorcio a sus esposas. Se fijó fecha para dictar sentencia el 18 de mayo próximo y podría obtener una pena de hasta cinco años de prisión en una penitenciaría federal, además de ser condenado a pagar hasta $250,000 dólares de multa.

El abogado del rabino Epstein, Robert Stahl, ha declarado que su cliente es un “campeón de los derechos de las mujeres”, refiriéndose también al libro que 1989 escribió el rabino titulado Una guía para las mujeres en el proceso del get.

“Creo que mucha información saldrá a la luz sobre las supuestas víctimas y la evidencia no señalará que él no estuvo involucrado en ciertos incidentes”, declaró el abogado Stahl la semana pasada. “Mucha más evidencia saldrá a la luz una vez que el proceso esté en marcha”.

Un caso difícil pues independientemente de las intenciones del rabino para ayudar a las mujeres, es acusado de conspiración para cometer secuestro y tentativa de secuestro.

En Israel, para tratar de solucionar estos difíciles casos de divorcio, en 2012 el knéset o parlamento aprobó una ley por la cual se faculta y se alienta a los beit din o cortes rabínicas a imponer sanciones a los esposos que se nieguen a otorgar a sus esposas el divorcio judío.

Así, se pueden imponer sanciones como el embargo de cuentas bancarias, la negación de la licencia de conducir o incluso imponer pena de cárcel.

Pero en los Estados Unidos no se puede sancionar al marido que se niegue a otorgar el divorcio por lo que usualmente la comunidad suele recurrir a la presión social para que el hombre lo otorgue. Esta fue la táctica utilizada con Aharon Friedman quien en 2011 era asesor en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, para que otorgara el get a su esposa Tamar Epstein. Incluso se reportó que en su caso el rabino escribió al director del staff republicano de la cámara legislativa para que obligara a su empleado que otorgara el divorcio, algo que, conforme a las leyes vigentes, es ilegal.

Más información Haaretz.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net