Oficinas del GCHQ

Hace dos semanas en el Reino Unido, el Tribunal de Investigación de Poderes (Investigatory Powers Tribunal, IPT) declaró que el acuerdo celebrado entre el Reino Unido y los Estados Unidos para el intercambio de comunicaciones interceptadas es ilegal, por lo que ahora más de 6,000 personas han firmado una petición para que el Cuartel de Comunicaciones del Gobierno británico (Government Communications Headquarters, GCHQ) revele quien ha sido espiado.

El Tribunal estableció que “el régimen que regula la solicitud, recepción, almacenamiento y transmisión por autoridades del Reino Unido de comunicaciones privadas de individuos localizado en territorio británico, que han sido obtenidas por autoridades de los Estados Unidos, violan los artículos 8 y 10 de la Convención Europea de Derechos Humanos. Estos artículos se refieren a la vida privada y familiar y la libertad de expresión.

Este intercambio se venía haciendo al menos desde 2007 y hasta finales de 2014, hasta que el acuerdo fue modificado y permitió que la Agencia Nacional de seguridad (National Security Agency, NSA) compartiera información con GCHQ.

Ahora Privacy International ha puesto en marcha un mecanismo para que cualquier persona del mundo que esté interesado en conocer que información tiene GCHQ sobre él, pueda presentar una queja ante el IPT y pedir que se ordene que la misma sea borrada.

En menos de 24 horas más de 6000 personas han firmado la petición dirigida al IPT.

La investigación en este caso se basó casi en su totalidad en la documentación divulgada por Edward Snowden sobre los programas PRISM y UPSTREAM de la NSA.

Más información en theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net