Imprimir

En un fallo final, la Corte Europea de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo, Francia, negó las pretensiones de Yevgeny Dzhugashvili, nieto de José Stalin, de ser resarcido por la publicación rusa Novaya Gazeta que supuestamente difamó a su abuelo al haberlo llamado “caníbal sediento de sangre”.

Yevgeny Dzhugashvili, abogado, ex procurador y ex miembro de la Duma del Estado de Rusia, demandó en su país por difamación a la gaceta que en 2009 publicó dos extensos artículos sobre Stalin en el que analizaban la masacre de Katyn ocurrida en 1940 cuando la policía secreta rusa ejecutó a miles de prisioneros polacos y que el gobierno ruso ocultó atribuyéndolo durante cincuenta años a los nazis.

En estos artículos, escritos por Anatoly Yablokov, se afirma que Stalin había firmado la orden de la ejecución y que “había evadido la responsabilidad moral por este grave crimen”.

El nieto de Stalin, hijo de Yakov, uno de los cuatro hijos de Stalin, demandó en Rusia donde en una audiencia previa dijo que años antes esta demanda sería impensable pero que con el devenir del tiempo la imagen de Stalin estaba siendo rehabilitada, reflejándolo como un líder eficiente.

Sin embargo la demanda fue desechada en Rusia por lo que decidió llevar su caso ante la Corte Europea de los Derechos Humanos argumentando una violación del Artículo 8 referente a la intimidad y vida privada.

De forma unánime la Corte resolvió que Stalin “inevitablemente permanece abierto al escrutinio y crítica pública”, estableciendo distinción entre el derecho a la privacidad y la legítima crítica a las figuras históricas. Por tal motivo se niega que la figura del dictador ruso haya sido de alguna manera difamada y con ello violado la vida privada de sus descendientes.

El padre de Yevgeny Dzhugashvili, Yakov, tuvo una conflictiva relación con su padre. Durante la Segunda Guerra Mundial fue capturado por los alemanes mientras servía como miembro del Ejército Rojo de Rusia. Hitler ofreció intercambiarlo por el mariscal de campo Friedrich Paulus pero Stalin se rehusó. De esta forma Yakov murió en 1943 en un campo de concentración alemán, dejando dos hijos, Yevgeny and Gallina.

Yevgeny Dzhugashvili tiene 79 años y es residente de Moscú.

Más información Guardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net