El Consejo de Estado de Turquía, máximo tribunal en materia administrativa, sostuvo el pasado 28 de octubre la suspensión de una nueva ley que permite la construcción de plantas de energía en plantaciones de olivos, muchas de las cuales tienen siglos de antigüedad.

La ley suspendida sustituyó una disposición anterior que prohibía la construcción de instalaciones de generación de energía renovable a menos de un kilómetro de distancia de las plantaciones de olivos, para permitir a las empresas privadas la construcción de plantas de energía, incluidas las de combustibles fósiles, aun en estas plantaciones pese a que ello implicara la destrucción de los olivos, principal producción e importante fuente de recursos en el oeste de Turquía.

Así, el Consejo de Estado concluyó que la nueva ley, que fue impulsada por el ministro de energía como necesaria para la construcción de la primera planta de energía nuclear en el país, es contradictoria con la legislación vigente que protege a las plantaciones de olivos y que incentiva la producción de olivas o aceitunas.

La ley que ha quedado suspendida generó mucha controversia cuando fue aprobada particularmente en el distrito de Soma en la región del Egeo, porque además de ser zona de olivos, es una zona rica en carbón.

Activistas del distrito señalaron a la empresa constructora Kolin como la responsable de la destrucción de cientos de árboles de olivo para construir una planta de carbón en la villa de Yirca. Los opositores incluso han mostrado evidencia de guardias privados de esta empresa atacando con gases lacrimógenos a quienes se manifestaron en contra de la construcción de la instalación.

Conocida la decisión del Consejo de Estado, los abogados de los productores de olivos anunciaron que ahora presentarán demandas en contra de todas las empresas que sigan talando árboles de olivo pese a que ya carecen de fundamento legal.

Para el abogado Hüseyin Enis Dinçeroğlu esta decisión es importante porque crea el precedente de que ninguna planta o mina puede construirse en una plantación de olivos, lo que redunda en beneficio no solo de los productores sino del medio ambiente. Sin embargo, es muy probable que el gobierno busque la forma de impulsar nuevamente esta ley o una semejante para conseguir sus objetivos en política energética.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net