Los hermanos de Schapelle Corby, la mujer australiana que en 2004 fue sentenciada a 20 años de prisión en Indonesia por posesión de 4.1 kilos de marihuana, llegaron a un acuerdo para terminar el proceso legal que seguían en Australia en contra de la editorial que publicó un libro sobre su padre y la familia Corby, y en contra del autor de este libro, el periodista Eamon Duff.

El proceso legal fue iniciado por Mercedes y Michael Corby, solicitando al juez de Nueva Gales del Sur, Australia, que condenara por difamación a la editorial Allen & Unwin y a Eamon Duff por información errónea contenida en el libro que publicaron en 2011, Sins of the Father, Los pecados del padre.

En la página web de la editorial se describe este libro de la siguiente manera:

“Un padre imprudente, su oscuro pasado, un narcotraficante Adelaida y la belleza de Gold Coast que desertó de la escuela y que mantuvo la boca cerrada. Esta es la explosiva historia no contada de Schapelle Corby y de cómo ella pagó los platos rotos por la alianza de su padre con el narcotráfico.

El resultado de una investigación de tres años, Los pecados del padre regresa al comienzo del caso de drogas más famoso de Australia, en un momento en que nadie había oído el nombre Schapelle Corby. Finalmente las piezas faltantes del rompecabezas caen en su lugar, paso a paso, a través de las semanas importantes, los días y horas previos a su dramático arresto.

Arrojando nueva luz sobre sus airados reclamos de inocencia, éste es el libro que el ejército de partidarios de Schapelle no quieren que usted lea”.

De acuerdo con la demanda en el mencionado libro se vincula al padre del clan Corby, quien falleció de cáncer antes de la publicación del mismo, con el mundo de las drogas y se asegura que los hermanos de Schapelle obtuvieron beneficios económicos de la condena y sentencia de su hermana en Indonesia.

Schapelle Corby fue arrestada por la policía en el aeropuerto de Bali en 2004 por la posesión de 4.1 kilos de marihuana en su equipaje de mano. La australiana siempre ha negado haber tenido conocimiento de ese cargamento de drogas, pese a lo cual fue sentenciada a 20 años de prisión por las autoridades en un caso que se volvió mediático y que enfrentó diplomáticamente a Indonesia y a Australia.

Schapelle Corby salió de prisión en febrero de este año gracias a la reducción de la pena en cinco años por una decisión presidencial que fue muy debatida den Indonesia, y a la remisión de tiempo por buena conducta. Esta mujer sigue en Bali debido a que se encuentra bajo libertad condicionada sin posibilidad de abandonar el país.

La demanda presentada en Australia por sus hermanos en contra de la editorial Allen & Unwin y del periodista Eamon Duff fue desechada en primera instancia, pero esa sentencia fue revertida por la Corte de Apelaciones de Nueva Gales del Sur que ordenó que las acusaciones fueran presentadas ante un jurado.

Para dar por concluido el proceso, antes de iniciar, la editorial Allen & Unwin acordó con los hermanos Corby indemnizarlos por los daños sufridos, a Mercedes con $175,000 dólares australianos y a su hermano Michael con $150,000, equivalentes a $163,450 y $140,100 dólares estadounidenses respectivamente.

Y mientras los hermanos Corby se congratulan por esta victoria legal y por haber “limpiado” el nombre de su padre, Schapelle vuelve a enfrentarse a la justicia de Indonesia, aunque esta vez desde la tribuna, pues su novio ha sido imputado en Bali por posesión de marihuana, un delito que podría acarrearle una pena de hasta 12 años de prisión.

Más información Brisbanetimes.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net