Winnie Madikizela-Mandela, quien fue la segunda esposa de Nelson Mandela, está reclamando a la sucesión la propiedad de la residencia Mandela en Qunu, provincia de Cabo Oriental, Sudáfrica.

En representación de esta controvertida mujer, su abogado Mvuyo Notyesi escribió una carta a uno de los albaceas de la sucesión, el juez de la Corte Constitucional de Sudáfrica, Dikgang Moseneke, explicándole que si bien no impugnaban el testamento de Nelson Mandela, apelaban a la costumbre del pueblo Thembu que dispone que los derechos de propiedad de la residencia pertenecen a la mujer y a sus descendientes, independientemente de si la mujer estaba divorciada o no.

En la misiva el abogado explica que “es sólo en este hogar donde los hijos y nietos de la señora Madikizela-Mandela pueden seguir sus propias costumbres y tradiciones”.

En apoyo de esta petición se manifestaran los ancianos del pueblo Thembu, de donde proviene la familia Mandela, e incluso el rey del pueblo Thembu Buyelekhaya Dalindyebo, entre otros.

Nelson Mandela se casó tres veces. Su primera esposa fue Evelyn Ntoko con quien estuvo casado de 1944 a 1957. El matrimonio tuvo cuatro hijos y solo una hija sobrevivió a Mandela, Makaziwe Mandela.

Se casó con Winnie en 1958 y tuvieron dos hijas. Fueron esposos todo el tiempo que Nelson Mandela estuvo detenido, de 1963 a 1990, y aunque cuando él asumió el cargo de presidente de Sudáfrica seguían casados, Winnie no fue la primera dama pues ya estaban separados por actos de infidelidad de ella hacia a él durante el tiempo de su encarcelamiento.

Finalmente, en 1998, a la edad de 80 años, Nelson Mandela contrajo matrimonio con Graca Machel, quien era viuda del ex presidente de Mozambique, Samora Machel, y quien es la legítima viuda y heredera del líder sudafricano.

Cuando estando casados Nelson Mandela fue encarcelado por su activismo, Winnie Mandela se volcó en la lucha por los derechos humanos y a partir de ahí se ganó el nombre de Madre de la Patria.

Pero su activismo político fue muy controvertido ya que se vio envuelta en serios problemas de violaciones de derechos humanos y encontrada legalmente culpable del secuestro de una adolescente de 14 años miembro del Congreso Nacional Africano, ANC por sus siglas en inglés.

En 2003 también estuvo involucrada en acusaciones penales y fue encontrada culpable de fraude y de robo por unos fondos de previsión funeraria y sentenciada a cinco años de prisión.

Su azarosa vida fue representada en una ópera, Winnie, la Ópera, la cual ya fue presentada en Canadá y en Sudáfrica bajo la frase publicitaria de “Ámala u ódiala, pero ven a escucharla”.

Nelson Mandela falleció el pasado 5 de diciembre y su testamento fue abierto el pasado mes de febrero. En él, el incansable luchador contra el apartheid dejó fuera a Winnie Madikizela-Mandela.

Ya veremos cómo se resuelve esta petición por la mansión de Qunu.

Más información Times Live

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net