En un seminario que tuvo lugar en Bangkok, Tailandia, el jefe de la división de naturalización y legalización del ministerio de asuntos exteriores declaró que actualmente están detenidas las salidas de unos 50 niños nacidos por subrogación de vientre a padres de nacionalidad israelí, debido a problemas con la documentación.

Los problemas legales que se enfrentan en estos casos, de acuerdo con el funcionario, obedecen a que después de conducida la investigación se conoció que los padres eran homosexuales o que la mujer de quien habían nacido los niños no era pariente sanguínea de alguno de los padres. El funcionario señaló claramente que estos casos podrían ser tipificados como tráfico de infante.

Otro funcionario de la oficina del procurador de justicia hizo saber que la interpretación de la ley en estos casos podría tomar mucho tiempo por lo que pidió a los miembros de la junta militar, en funciones desde el golpe de estado del pasado 20 de mayo, que tomen conocimiento de estos casos.

Este funcionario señaló que el ministerio de desarrollo social y bienestar humano elaboró una iniciativa de ley tendiente a proteger los derechos de los niños nacidos por subrogación de vientre a través del uso de técnicas de reproducción asistida en Tailandia. Se trata de una iniciativa que actualmente está bajo la consideración del Consejo de Estado o junta militar.

Esta iniciativa establece que las técnicas de reproducción asistida deban ser efectuadas por un médico certificado y que las mismas no deben ser anunciadas comercialmente. Además, se debe garantizar que los niños así nacidos tengan un “buen futuro”.

Asimismo, el Consejo Médico de Tailandia, que se reunirá en próximas fechas, planea presentar reformas a la ley para que queda aún más claro que las técnicas de reproducción asistida no pueden ser efectuada en mujeres solteras ni cuando los padres son homosexuales. Asimismo pretenden prohibir la publicidad de las donaciones de óvulos y hacer ilegal la selección de embriones según el sexo.

Actualmente la ley dispone que sólo una mujer casada con por lo menos un hijo puede servir como madre subrogada, siempre y cuando sea pariente sanguíneo de alguno de los esposos. Sin embargo algunas parejas se han amparado en lagunas legales para encontrar vientres subrogados con fines mercantiles, efectuando subrogaciones que son ilegales, como el caso de las parejas de nacionalidad israelí que están en espera de que se autorice la salida de los niños nacidos bajo la subrogación de vientre.

Más información Nationmultimedia.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net