A pocos días de que el Congreso colombiano aprobara una ley que permite hacer un referendo para decidir si se permite al presidente Álvaro Uribe contender por una segunda reelección, la Corte Suprema sentencia a dos ex congresistas por delitos cometidos en relación con la primera reelección de Uribe.

 

La Corte encontró culpables a Teodolindo Avendaño e Iván Díaz Mateus y los condenó a ocho y seis años respectivamente, al primero por cohecho y enriquecimiento ilícito y al segundo por concusión que es un delito parecido al cohecho, pero este segundo implica que el funcionario impone la retribución.

 

Resulta que en el 2004, cuando se tramitó ante el Congreso colombiano la primera reelección del presidente Uribe, estas dos personas eran congresistas, al lado de Yidis Medina, quien en su momento se declaró culpable por haber aceptado prebendas para votar a favor de la reelección.

 

Tanto Díaz como Avendaño se declararon inocentes durante todo el proceso, pero las pruebas apuntaban en su contra toda vez que ambos se habían pronunciado en contra de la reelección, pero al momento de votar uno lo hizo favorablemente y el otro se retiró oportunamente para no votar y así permitir que la afirmativa ganara con mayor facilidad.

 

Varios funcionarios y ex funcionarios siguen bajo investigación y otros sometidos ya a proceso por haber aceptado favores del gobierno de Uribe para aceptar la reelección.

 

Con esta decisión se pone en entredicho la legalidad de la primera reelección y en ese sentido la legitimidad de este segundo periodo presidencial y sin duda será un serio revés a la convocatoria para el referendo en que los colombianos votarán si aprueban una segunda reelección o no y con ello el cambio de la Constitución.

 

Fuente BBC Mundo 
www.miabogadoenlinea.net