Lucan Battison es un estudiante de 16 años de Nueva Zelanda que decidió confrontar judicialmente la regla de su colegio sobre el largo del cabello, confrontación que ganó ante tribunales el pasado viernes, aunque le ha significado represalias dentro de los muros colegiales.

Lucan fue suspendido el pasado 22 de mayo del colegio St John's College en Hastings, Nueva Zelanda, cuando se rehusó a cortar su cabello. Él había propuesto a las autoridades escolares llevar el cabello recogido en una coleta con lo que cumpliría con la norma de que el cabello no cubriera su cuello ni cayera sobre sus ojos. Sin embargo la propuesta no fue aceptada por el nuevo director escolar.

Decidido a demostrar que no incumplía la normativa escolar llevando el cabello largo pero sujeto en una coleta, Lucan presentó su caso ante el poder judicial esperando un proceso de mediación que fue rechazado por el colegio.

Previo a la emisión de su resolución, el juez David Collins ordenó al colegio permitir el reingreso de Lucan a las instalaciones, sin imponerle castigo alguno, y si bien el colegio cumplió con la orden judicial lo hizo parcialmente pues le notificó a Lucan que no podría acudir al baile de graduación y no le permitieron participar en la práctica de rugby.

El juez Collins finalmente emitió su veredicto el pasado viernes y lo hizo a favor de Lucan estableciendo que la suspensión había sido ilegal y que los “directivos necesitan los medios para lograr apropiados niveles de comportamiento. Sin embargo, también es importante que utilicen sus poderes disciplinarios de acuerdo con el medio que el Parlamento ha prescrito”.

Los padres de Lucan apoyaron en todo momento a su hijo señalando que es importante que las personas sean leales a sus creencias y principios y reiteraron, junto con el abogado que los representó, que fue el director del colegio quien incumplió los términos legales pues en el reglamento que ellos firmaron al inscribir a su hijo en el colegio no se obligaba a llevar el cabello corto sino a que estuviera por encima del cuello y de los ojos.

Conocidas las sanciones impuestas por el colegio respecto del baile, el abogado de la familia de Battison se mostró sorprendido por la audacia del director, pero aunque esa decisión se lleve nuevamente ante el juez, Lucan Battison ya se quedó sin baile.

Más información Dominion Post

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net