El pasado fin de semana inició vigencia la nueva ley de tránsito de Japón que, con la finalidad de evitar accidentes mortales, obliga a los solicitantes de licencias de conducir que declaren si sufren de alguna enfermedad que lo incapacite para manejar un vehículo automotor.

Se trata de una ley que fue propuesta desde principios del año pasado como respuesta a un terrible accidente en que un camionero que sufría ataques de epilepsia y que ocultó su condición, ocasionó un accidente en que fallecieron seis niños.

De acuerdo con las nuevas disposiciones, no se entregará licencia para manejar a quienes sufran de enfermedades mentales como alucinaciones o quienes tengan enfermedades que puedan afectar su estado de conciencia. Estas enfermedades incluyen la epilepsia, esquizofrenia, desórdenes de sueño, demencia y adicciones a las drogas o al alcohol.

Así, a partir de ahora quien solicite su licencia o desee renovarla, deberá contestar a cinco preguntas relacionadas con su estado de salud, como si durante los pasados cinco años ha perdido la conciencia, perdido el control de su cuerpo, se ha quedado dormido pese a haber tenido una noche de sueño suficiente, ha sido adicto al alcohol o los médicos le han advertido que no conduzca un vehículo.

Quien conteste positivamente a alguna de estas preguntas será entrevistado por funcionarios de la oficina de licencias y podría necesitar entregar certificados médicos.

En este caso, los doctores que reporten a las autoridades sobre pacientes que sufren alguna de las enfermedades especificadas en la ley, no serán responsables de incumplir la obligación de confidencialidad médico – paciente.

Quienes oculten padecer alguna de estas enfermedades podría ser sancionados con multa de hasta 300,000 yenes, equivalentes a $2,932 dólares, o prisión de hasta doce meses.

Más información Japan Times

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It