El pasado 26 de mayo se dio a conocer la decisión de la Suprema Corte de Pakistaní de levantar la prohibición que pesaba sobre el líder opositor Nawaz Sharif para ocupar cargos gubernamentales como el de Primer Ministro.

 

Esta nueva decisión revierte la decisión que la misma Corte había tomado meses atrás en el sentido de inhabilitar a Sharif para ocupar cargos de gobierno por un delito que cometió cuando era  miembro de la resistencia del gobierno de Pervez Musharraf. Pero sucede que ahora la Corte tiene otro presidente, un ministro que había sido depuesto ilegalmente por el gobierno actual, hecho que suscitó marchas de abogados para exigir su reinstalación y la de otros jueces.

 

Sharif no ha develado sus planes futuros dentro de la política. De momento no puede ser Primer Ministro debido a una ley que prohíbe que alguien ocupe el cargo más de dos términos por lo que se espera que contienda en las elecciones especiales que se celebrarán para una nueva composición del Parlamento y desde ahí pueda abogar por el cambio de la ley.

 

Fuente New York Times
www.miabogadoenlinea.net