Computadora

El día de ayer se publicó en el Boletín Oficial de Argentina el Reglamento para el Registro de Dominios en Internet en el que se establece, entre otras, la facultad de la Dirección Nacional de Registro de Dominios en Internet, conocido como NIC.ar, de cobrar por el registro de dominios .com.ar.

La citada Dirección Nacional forma parte de la Secretaría Legal y Técnica del gobierno de Argentina y del organismo registrado en Network Information Center, NIC, encargado de la asignación y administración de dominios de Internet.

Previo a la publicación del mencionado reglamento, Argentina era de los pocos países que no cobraba una cuota por el registro de dominios con la terminación .ar. Sin embargo, para reducir la acción de los “ciberocupas”, personas que registran dominios para luego revenderlos, a partir de la publicación en el Boletín Oficial del reglamento se empezará a cobrar una tarifa de $200 pesos argentinos como anualidad, con posibilidad de hacer renovaciones periódicas pagando la misma cifra.

Además de cobrar por el registro o la renovación, conforme al reglamento NIC.ar queda facultada para cobrar por modificaciones, transferencias y disputas.

En términos muy generales, el reglamento también dispone lo siguiente:

  • El nombre del dominio puede ser transferido por sucesión y por orden de la autoridad judicial y/o administrativa competente.
  • Se rechazará el registro de nombres de dominios ya registrados; que se considere agraviantes, discriminatorios o contrarios a la ley, a la moral o a las buenas costumbres; o que puedan prestarse a confusión, engaño o suplanten la identidad de instituciones, organismos o dependencias públicas nacionales, provinciales, municipales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o de organismos internacionales.
  • El Boletín Oficial tendrá una nueva sección dedicada sólo al registro de dominios de Internet para dar publicidad a avisos de registro de los dominios de Internet.
  • El nombre de dominio puede ser dado de baja por el titular, por la falta de renovación y por decisión judicial o de autoridad administrativa, aunque NIC Argentina queda facultado para revocar el registro de un nombre de dominio por razones técnicas o de servicio o por perjudicar a algún tercero en cuyo caso puede presentar una denuncia ante los organismos correspondientes.

El reglamento dispone que NIC.ar no es responsable por conflictos relacionados con marcas registradas o derechos de propiedad intelectual; no interviene en los conflictos relativos al registro o al uso de un nombre de dominio, salvo en algunos casos señalados en el reglamento; y no se hace responsable por los daños y perjuicios que pueda causar el rechazo de una solicitud, revocación o pérdida de un registro de dominio.

Además, se faculta a NIC Argentina para dar la baja de dominio o de la delegación de dominio e inhabilitar a un usuario por tiempo indeterminado.

Además del problema de la “ciberocupación”, el reglamento se impulsó para dar mayor seguridad mediante la procuración de la actualización permanente de la base de datos, la tramitación de denuncias por datos falsos y la toma de acciones inmediatas ante denuncias de pornografía infantil o phishing.

Más información Clarin.com

miabogadoenlinea.net

Imagen de FreeDigitalPhotos.net

Pin It