El Parlamento Europeo votó ayer en relación con las propuestas de la Comisión Europea (CE) encaminadas a reforzar los derechos de los pasajeros de avión, las cuales garantizan nuevos y mejores derechos a la información, atención y reprogramación cuando se queden varados en un aeropuerto.

Al mismo tiempo, habrá mejores procedimientos de queja y procedimientos para que los pasajeros puedan materializar más fácilmente sus derechos.

La propuesta de la Comisión sobre los derechos de los pasajeros aéreos fue presentada al Parlamento el 13 de marzo 2013.

En estos derechos se incluye reforzar la supervisión de las compañías aéreas por las autoridades nacionales y europeas, incluyendo la posibilidad de investigaciones conjuntas entre naciones que enfrentan los mismos problemas, así como  sanciones más efectivas.

Se extiende a todo tipo de vuelo, independientemente de la distancia, el derecho de los pasajeros a que se resuelva su situación después de un retraso de 2 horas.  Hasta ahora el tiempo varía dependiendo de la distancia de vuelo. Asimismo se establece como término máximo para que una queja sea admitida una semana y para que sea resuelta dos meses, ya que actualmente no existe un límite de tiempo.

El Parlamento también aprueba la propuesta de la Comisión para garantizar que los pasajeros tienen derecho a recibir información sobre su situación 30 minutos después de la hora prevista de salida. Actualmente no hay ningún límite de tiempo. Además, el Parlamento propone tener puntos de contacto en los aeropuertos para informar a los pasajeros sobre las circunstancias de su interrupción de viaje y sobre cuáles son los derechos que les corresponden.

Por otra parte se garantiza a los pasajeros el derecho a ser transportados  por otra compañía aérea u otro modo de transporte en caso de cancelación dentro de un término de 8 horas. El Parlamento también propone que se otorgue a los pasajeros hasta 5 noches de hospedaje en circunstancias imprevistas, como tormentas de nieve, tormentas, huelgas, etc.

Por último, el Parlamento propone imponer a las compañías aéreas la obligación de tomar un seguro en caso de quiebra. El objetivo es garantizar que a los pasajeros se les reembolse el costo de su pasaje y se pueda repatriar a los pasajeros que quedan atrapados en estos eventos.

La directiva aun no entra en vigor ya que los Estados miembros de la Unión Europea deberán reunirse  en el Consejo de Transportes de junio con el fin de acordar una posición sobre el documento.

Más información en patrimonioactual.com

miabogadoenlinea.net