Las grandes tiendas departamentales en la ciudad de Nueva York han llegado a un acuerdo con varias organizaciones de derechos humanos para colocar en lugares visibles los que han llamado Carta de Derechos de los Consumidores.

 

Las tiendas Macy´s y Barneys ya exhiben este documento al lado de su decoración navideña y se espera que pronto lo hagan otras tiendas como Bloomingdales’s, Lord & Taylor y Saks Fifth Avenue.

 

El primer derecho de los consumidores es no ser detenidos por su origen racial. En inglés la conducta de evaluar según la raza se conoce como “racial profiling” y en esa Carta de Derechos de los Consumidores es una conducta expresamente prohibida a los empleados y agentes de seguridad.

 

“Los empleados que no cumplan la prohibición de la empresa de hacer un perfil según la raza quedarán sujetos a acciones disciplinarias que pueden incluir la terminación de la relación laboral” se lee en los avisos colocados en Macy’s.

 

La adopción de esta Carta de Derechos de Consumidores obedece a las múltiples quejas que los compradores afroamericanos han presentado quienes se han reclamado que después de hacer sus pagos con tarjetas de débito o de crédito, son detenidos por personal de la tienda por supuestamente estar cometiendo un hurto, basado no en evidencia sino en el color de piel. La amplia mayoría de estas detenciones no terminan en imputaciones formales, aunque muchas de ellas sí han terminado ante tribunales en demandas por discriminación racial en las que las tiendas se defienden culpando a la policía y la policía declarando que actuó con información proporcionada por la tienda.

 

Aunado a la prohibición de la detención por raza, se prohíbe realizar este llamado “profiling” por religión, orientación sexual y “apariencia o alguna característica personal o física”.

 

Se especifica también la obligación del personal de seguridad, uniformado y vestido de civil, de identificarse al interactuar con los clientes, quedando prohibido el uso de fuerza excesiva o proferir amenazas o usar un lenguaje vulgar al detener a una persona sospechosa de haber cometido un robo.

Asimismo se manifiesta que las personas sospechosas de haber cometido un delito pueden ser detenidas “solo de una forma razonable y por un lapso de tiempo razonable”.

 

Pero para quienes tienen pendiente un proceso legal frente a alguna de las tiendas esta Carta de Derechos solo es una estrategia de mercadeo particularmente en esta época navideña, por lo que no creen en el compromiso de las tiendas y han anunciado que seguirán adelante con sus demandas. Tal es el caso del actor de la serie Treme de HBO, Robert Brown, quien fue detenido en Macy’s en Nueva York por razón de raza sin que se le presentaran cargos formales.

 

Mientras tanto los promotores de derechos humanos que han impulsado estos compromisos por parte de las tiendas ya anunciaron que se entrevistarán con el próximo comisionado de la policía de la ciudad de Nueva York, William J. Bratton, para discutir la forma en que la policía colabora con el personal de seguridad de las tiendas y evitar abusos por parte de ambos.

 

 

 

Más información NY Times

 

www.miabogadoenlinea.net