Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, presentó ante la Asamblea Nacional de su país una iniciativa de reformas a 44 de los 202 artículos de la Constitución para permitir, entre otras cosas, la reelección indefinida.

 

Ya en 2009 se aceptó la reelección presidencial cuando la Suprema Corte de Nicaragua declaró inaplicable la norma que prohibía una reelección inmediata o una reelección para servir más de dos veces como presidente.

 

En la reformas que propone el presidente nicaragüense, se derogaría del artículo 147 constitucional el párrafo que dispone que no puede optar por el cargo de presidente el que ejerciere o hubiere ejercido la presidencia en el período en que se efectúa la elección para el período siguiente, ni el que hubiere ocupado el cargo por dos períodos, que fue la disposición declarada inconstitucional por la Corte Suprema, aunque ahora se eliminaría toda prohibición de reelección.

 

Esta reforma constitucional también propone dar rango de ley a los decretos emitidos por el presidente en el área administrativa, cuando hasta ahora solo tiene rango de ley lo emitido por la Asamblea Nacional de Nicaragua. Además se propone eliminar la prohibición de que militares activos ocupen cargos públicos.

 

El paquete de reformas fue sorpresivo para los diputados, incluso los que pertenecen al partido sandinista, quienes desconocían los alcances de las reformas propuestas.

 

Recibida la iniciativa, le junta directiva de la Asamblea Nacional de Nicaragua convocó al pleno para mañana miércoles a fin de hacer la presentación de la iniciativa y conformar la comisión especial que dictaminará el proyecto de ley, un trámite administrativo pues ya se conoce de la conformación de esa comisión e incluso de en quien recaerá la presidencia de la misma.

 

 

Más información Laprensa.com.ni

 

www.miabogadoenlinea.net