La policía de Nigeria realizó un operativo en la costera ciudad de Port Harcourt el que clausuró una clínica dirigida por una mujer en la que encontraron a seis jóvenes embarazadas cuyos bebés serían “vendidos”.

 

De este operativo se detuvo a la mujer encargada de la clínica, quien no pudo demostrar que la maternidad operaba legalmente, y quien será presentada ante el juez una vez que concluya la investigación policíaca.

 

De acuerdo con la ONU, en Nigeria el tráfico de personas es el tercer delito más cometido después del fraude y el narcotráfico.

 

De acuerdo con Joy Emoloko, vocera de la policía estatal de Imo, la adolescente rescatada más joven de esta “fábrica de bebés” tiene 14 años, pero no precisó las edades de las otras jóvenes.

 

La policía de Nigeria ha descubierto varios sitios como estos en la parte sureste del país, donde los  bebés de sexo masculino pueden ser vendidos hasta el $250 dólares y las niñas en un precio un poco menor.

 

Nigeria es un país productor de petróleo, pero uno de los países más pobres donde se estima que la mayoría de los 160 millones de habitantes vive con escasos dos dólares al día.

 

 

Más información Africa Review

 

www.miabogadoenlinea.net