Este lunes la fiscalía en Francia declaró que existe una indagatoria para conocer si Rifaat al-Assad, tío del presidente de Siria Bashar al-Asaad, empleó medios ilegales para hacerse de su inmensa fortuna valuada en miles de millones de euros.

 

La indagatoria fue abierta producto de una denuncia presentada el pasado 13 de septiembre por los grupos anticorrupción Sherpa y Transparencia Internacional.

 

En esta denuncia estos grupos exponen que el hermano de quien tomara la presidencia de Siria en 1970, Hafez al-Assad, padre del actual presidente de ese país, ha ganado millones de euros mediante actos de corrupción, peculado, abuso de acciones corporativas y otros delitos.

 

La prensa francesa ha reportado que Rifaat al-Assad tiene una mansión y varias docenas de departamento en París, Francia, estimados, según Le Monde, en $215 millones de euros.

 

Hafez al-Assad fue aliado de su hermano hasta 1983 y fungió como vicepresidente hasta febrero de 1998 cuando le fue retirado el título, dos años antes de que Bashar al-Assad sucediera a su padre como presidente de Siria. En esa oportunidad Rifaat argumentó que a él le correspondía el cargo de presidente como vicepresidente, argumentando que su remoción había sido ilegal.

 

Desde entonces Rifaat, quien fue señalado pero no juzgado por la masacre de Hama de 1982, ha vivido en el exilio en Londres y en París.

 

Por su lado Bashar al-Assad, su sobrino, está en medio de una cruenta guerra civil que inició en 2011 y que ha dejado hasta el momento más de 110,000 muertos y cientos de miles de desplazados.

 

 

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net