Una mujer que practica la medicina naturista, la iridología para ser exactos, está siendo acusada de tratamiento inapropiado después de que una de sus pacientes muriera de cáncer.

 

El asunto fue llevado por la Oficina del Comisionado de Salud y Discapacidad, a un Tribunal de Revisión de Derechos Humanos, señalando que el tratamiento que recibió Yvonne Maine por parte de Ruth Nelson violó el Código de Derechos de los Consumidores de Servicios de Salud y Discapacidad y además se le acusa de desalentar la búsqueda de tratamiento alópata para atender el padecimiento.

 

Yvonne Maine presentaba una lesión cancerosa en su cabeza que en 16 meses creció de 2 a 20 centímetros, ocasionado que la masa encefálica quedara expuesta. Hace cuarenta años el bulto había sido diagnosticado como un quiste inofensivo.

 

La señora Nelson estuvo aplicando durante este periodo cataplasmas de hierbas, aceites y plata coloidal a la lesión en crecimiento. Ella también trató la lesión con "tapping de libertad emocional", acariciando la frente del paciente acompañado de repetición de afirmaciones positivas.

 

Yvonne Maine tenía cáncer de piel avanzado y cuando por fin su familia la convenció para acudir a un hospital en el año 2009, la lesión era una herida infectada tan profunda que podía verse su cerebro pulsante. La señora Maine recibió radioterapia e injertos para reconstruir el cuero cabelludo y el cráneo, pero el cáncer no pudo ser detenido y murió en junio de 2010.

 

Un representante de la Oficina del Comisionado de Salud y Discapacidad, dijo a la corte que Ruth Nelson tergiversó la eficacia terapéutica de lo que podía ofrecer y le dio a su paciente "falsas esperanzas".

 

En su defensa Ruth Nelson ha presentado una serie de diarios y grabaciones en los que supuestamente hace constar que era acosada por su paciente y que “ejerció una presión considerable”, para recibir tratamiento diario.

 

Extractos de los diarios de 2008 pretenden demostrar la frustración de Ruth Nelson por su cliente, que insistía en recibir tratamiento de su parte, a pesar de sus reiteradas recomendaciones para que consultara un médico.

 

En su testimonio oral, ella afirmó que sólo accedió a limpiar la herida y no percibía lo que estaba haciendo - la aplicación de cataplasmas y cremas a base de plantas y técnicas de afirmación positiva - como tratamiento.

 

Ruth Nelson coincidió con el testimonio de un naturópata, que declaró que su papel es trabajar junto a los médicos y refutó afirmaciones anteriores de que ella no estaba calificada, aclarando que había sido entrenada en Inglaterra por su tío, que era médico.

 

El Tribunal de Revisión de Derechos Humanos revisa y resuelve sobre los conflictos relacionados con los principios que figuran en la Ley Nacional sobre Derechos Humanos, Ley de Privacidad y la Ley del Comisionado de Salud y Discapacidades.

 

Al resolver, el Tribunal puede emitir una declaración de violación a la Ley de Derechos Humanos, determinar el pago de daños hasta por 200,000 dólares, una orden que el acusado realice algún acto en específico para reparar cualquier daño o perjuicio sufrido por el demandante o, en su caso, la persona agraviada como resultado de la violación.

 

Además, entre otras medidas, el Tribunal también puede declarar ilegal un contrato si éste ha sido celebrado o ejecutado en contravención a las disposiciones de la Ley de Derechos Humanos.

 

 

Más información en stuff.co.nz

 

www.miabogadoenlinea.net