En el ciclo escolar que empezará en los Países Bajos el próximo mes de septiembre, empezarán a operar escuelas Steve Jobs, fundadas por el empresario holandés Maurice de Hond y en las que los alumnos aprenden en sus iPads.

 

Estas escuelas planean operar de forma diferente a la educación tradicional pues no hay salones de clases, no hay libros y no hay horas requeridas para que los alumnos atiendan a la escuela pues pueden estudiar desde sus casas con sus iPads.

 

Este nuevo tipo de reglas ha planteado problemas en el ministerio de educación pues las leyes en los Países Bajos establecen un número de horas mínimas en que los alumnos deben acudir a la escuela.

 

Frente a los cuestionamientos de parlamentarios socialistas de que la ley evitaría el funcionamiento de las escuelas Steve Jobs como están concebidas, el ministro de educación primaria, Sander Dekker, anunció que está buscando la manera de flexibilizar la ley para permitir que los alumnos aprendan desde sus casas, aunque aclaró que pese a esa posible concesión las escuelas deben cumplir con la normativa existente en el país en materia de educación y que el ministerio estará monitoreando su desempeño cercanamente.

 

La filosofía de estas escuelas, de acuerdo con su fundador, es la “revolución infantil” según la cual los niños crecen ahora en contacto con tabletas, de manera que, según él, los niños que acudan a la escuela acompañados de sus iPads estarán mejor preparados para desarrollar las habilidades digitales del futuro, además de que podrán desarrollar sus habilidades más allá de lo que ofrece la escuela lo que hará de ellos niños más independientes y creativos.

 

Maurice de Honde, al hablar de las escuelas Steve Jobs, recordó que los Países Bajos se han distinguido por aceptar novedades educativas como los fue en su momento la educación Montessori, así como las escuelas Jena Plan y Dalton.

 

 

Más información Dutch News

 

www.miabogadoenlinea.net