Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1031
powered by social2s

Manuel Rosales, alcalde de Maracaibo capital del importante estado petrolero del Zulia en Venezuela, huyó del país y solicitó asilo en el Perú.

 

Rosales, quien ha tenido una prolífica carrera política en su país ya que no nada más fue gobernador del mismo estado del Zulia, sino que también contendió contra Chávez en las elecciones del 2006, acusa al gobierno de su país de perseguirlo políticamente con supuestos cargos de corrupción.

 

Tras su huida, el gobierno de Venezuela solicitó a Interpol la captura de Rosales calificándolo de prófugo de la justicia, pero sus abogados en el país argumentan que tuvo que evadir la acción de la justicia por sospechar que no tendrá un juicio justo.

 

La solicitud de asilo político fue introducida por un legislador peruano, abogado de Rosales, y el gobierno ya le está dando cauce legal y esperan resolver en un plazo de dos meses.

 

Los opositores del gobierno venezolano han denunciado una cacería en contra de los opositores de Chávez, creándoles cargos como corrupción o atentado contra la vida del presidente.

 

Este es un caso interesante de derecho internacional, ya que quien se encuentra entre la espada y la pared es el gobierno de Alán García de Perú, porque tendrán que decidir entre la aplicación del derecho o los intereses políticos. 

 

Fuente BBC News 
www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s