Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 918
powered by social2s

El pasado lunes inició un juicio civil contra el gobierno de Estados Unidos por los efectos destructivos del huracán Katrina que asolara buena parte de la ciudad de Nueva Orleáns.

 

Esta demanda que se introdujo no se basa en la responsabilidad del gobierno por las inundaciones que sufrió la ciudad ya que el gobierno está protegido contra este tipo de demandas debido a la Ley de Control de Inundaciones de 1928 que entre otras cosas prohibe precisamente responsabilizar al gobierno de los Estados Unidos por inundaciones.

 

La demanda se basa en la construcción de un canal de navegación adyacente a la ciudad, construido en 1968 por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y que lleva el nombre de MR-GO, cotidianamente llamado Mister Go. Los demandantes alegan que debido a las fallas de construcción de ese canal, los daños ocasionados durante el huracán se intensificaron. Lo anterior debido a que con el canal se eliminaron las protecciones naturales de la costa y se permitió el paso de agua salada proveniente del Golfo, lo que ocasionó el hundimiento del malecón y mayores daños a los que hubiera habido de no existir dicho canal.

 

El juez encargado del caso aceptó la demanda tras demostrarse que se demandaba en contra de un canal de navegación y no de una construcción con la finalidad de evitar inundaciones, caso protegido por la Ley de Control de Inundaciones. El juez se fundamentó en el caso Graci vs. Estados Unidos en el cual se demostró que proceden las demandas en contra de los daños producidos por las edificaciones construidas por el gobierno y no por el efecto del huracán en si.

 

De ganarse esta demanda, se pagarían a los afectados varios cientos de miles de dólares, además de que sentaría el precedente para la procedencia de otra demanda de más de 400,000 personas en contra del gobierno. Una proyección fiananciera del Ejército ha previsto la posibilidad de la erogación de entre $10 y $100 mil millones de dólares por concepto de indemnizaciones.

 

Se tiene previsto que el juicio tenga una duración de cuatro semanas. 

ACTUALIZACION

En un juicio que duró más de cuatro semanas, el pasado 18 de noviembre de 2009, el juez condenó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército a pagar $750.000 dólares a cada uno de los seis demandantes.

Se considera que esto es el inicio de los pagos toda vez que en la zona que se afectó por la construcción del canal residen unas 80,000 personas quienes podrían unirse e iniciar acciones colectivas fundamentadas en esta decisión, lo que podría costar más de mil millones de dólares al gobierno de los Estados Unidos.

Se espera, sin embargo, que el gobierno apele esta decisión.
Fuente New York Times
 

www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s