Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 944
powered by social2s

La noticia que dio el presidente Obama la semana pasada en el sentido de que no perseguiría a los agentes de la CIA involucrados en actos de tortura, no fue del agrado de los grupos de derechos humanos ni de la ONU, más aun cuando se dieron a conocer diversos documentos en donde consta que estos mecanismos de tortura se emplearon numerosas veces.

 

Todo parece apuntar a que la Casa Blanca no desea iniciar una cacería de brujas respecto de esos agentes que, según la administración actual, cometieron diversos actos de tortura obedeciendo instrucciones de la administración Bush.

 

El ex director de dicha agencia declaró que la política actual desarticulará el sistema de investigación de la agencia, ya que será más probable que otras agencias del mundo se nieguen a compartir información. Y añadió que los servicios de inteligencia se mueven al borde del precipicio con lo que aceptó la necesidad de utilizar medios coercitivos para que los detenidos confesaran.

 

Criticó la revelación de documentos internos ya que aseguró que eso dará pie a demandas civiles por parte de las víctimas, a mayores investigaciones y a una mayor vulnerabilidad de la agencia.

 

Quizá por ello, el presidente visitó las instalaciones de la CIA el día de hoy, con la finalidad de dar ánimos a los agentes y reiterarles que por parte del gobierno, nadie será procesado.

 

Algunos medios de tortura utilizados por la CIA fueron la inmersión en agua, asumir posiciones físicas incómodas, la desnudez forzada y la privación de largas horas de sueño.

 

Fuente BBC News 
www.miabogadoenlinea.net
 
powered by social2s