El lunes de esta semana dio inicio en Santiago, Chile, el juicio contra el sociólogo Hans Niemeyer acusado de tres delitos de fabricación de bombas y uno por colocación que resultó en una explosión la noche del 30 de noviembre de 2011.

 

La fiscalía Metropolitana Sur, que presenta el caso por parte del estado, intentará demostrar el delito y que sea calificado como terrorismo, mostrando para ello más de 50 documentos, 40 testigos, 34 peritos, videos y fotografías, planos de los sitios y más de 80 piezas de evidencia material.

 

En el juicio participa como querellante la Fundación Jaime Guzmán, cuyo abogado declaró al medio chileno Emol que solicitará a la embajada de los Estados Unidos en Chile un informe sobre el atentado en el maratón de Boston del pasado 15 de abril que dejó tres muertos y más de 200 heridos.

 

Según el abogado de la Fundación, Carlos Fairlie, este documento, si bien no puede ser incorporado como medio de prueba durante el juicio contra Niemeyer “sí sirve para hacer un análisis comparativo para que los magistrados se ilustren respecto a que este tema no solamente provoca temor, sino que el hecho de instalar un artefacto explosivo es grave”.

 

Durante la primera jornada del juicio oral en su contra, Hans Niemeyer se negó a declarar acogiéndose a su derecho de guardar silencio.

 

La fiscalía ha pedido siete años de prisión por la elaboración de las bombas y doce años de prisión por la colocación del artefacto explosivo colocado en noviembre de 2011 y tras cuya explosión Hans Niemeyer fue detenido.

 

 

Más información La Tercera y Emol

 

www.miabogadoenlinea.net