No es sorprendente que una vez más las dos grandes compañías refresqueras del mundo se enfrenten en los tribunales.

 

Ahora ha sido PepsiCo quien demandó a Coca-Cola ante un tribunal de Nueva York, por falsedad en la publicidad de la empresa demandada en que compara las bebidas energizantes de ambas compañías.

 

Según Coca-Cola, a la bebida de Gatorade, marca que pertenece a PepsiCo, le hacen falta dos electrolitos, magnesio y calcio, y como tal lo califica de una bebida incompleta a diferencia de la nueva versión de Powerade de Coca-Cola.

 

PepsiCo demanda que cese la publicidad porque no existen pruebas científicas que constaten que Powerade es mejor que Gatorade, por lo que argumenta que la de Coca-Cola es una publicidad falsa que viola la legislación en la materia al usar una marca sin autorización y dañar la reputación de la empresa, mediante una competencia desleal.

 

Así que estamos frente a otra lucha de titanes, pero ahora fuera de los refrigeradores.

 

Fuente Puromarketing.com
www.miabogadoenlinea.net