La Corte Europea de Derechos Humanos emitió un fallo el pasado martes en el que confirma la violación de los derechos humanos en la detención de la ex primera ministra de Ucrania, Yulia Tymochenko, aunque no apoyó su alegato de haber recibido un trato inhumano o degradante.

 

Yulia Tymochenko fue condenada en octubre 2011 por el desvío de unos 200 millones de euros de la venta de cuotas de emisiones de gas en 2009 y por una transacción de compra de gas ruso a precios demasiado elevados y sin contar con la autorización necesaria del gabinete ucraniano, mientras fungió como primera ministra del país. Por esta sentencia cumple una condena de siete años de prisión.

 

La decisión de la Corte solo se refiere a la detención de la ex primera ministra y no a las quejas subsecuentes que ha interpuesto en torno de su estancia en prisión y de otros procesos que se siguen en su contra.

 

De esta manera la Corte Europea de Derechos Humanos encontró que el gobierno de Ucrania había violado los derechos de la detenida contenidos en el artículo 5, secciones 1, 4 y 5, de la Convención Europea de los Derechos Humanos, referentes al derecho a la libertad y seguridad, a la celeridad en la revisión de las detenciones, al derecho de compensación en caso de detenciones arbitrarias. Asimismo la Corte concluyó que su detención obedeció también a razones políticas, prohibiéndole la participación en futuros procesos electorales.

 

La Corte, sin embargo, no le concedió la razón a los alegatos expuestos por Yulia Tymochenko sobre atención inadecuada y exposición a malos tratos pues si bien la Corte emitió la orden al gobierno de Ucrania de proporcionarle la debida atención médica, fue la ex primera ministra quien se negó a recibir la adecuada atención médica, además de que no se pudo comprobar fehacientemente que los golpes que decía haber recibido hubieran sido consecuencia de malos tratos al interior de la prisión.

 

Yulia Tymochenko no solicitó compensación ni pago de costas judiciales por lo que esta sentencia es declarativa ya que no tiene efectos sobre la sentencia dictada a Tymochenko, ya que la Corte no resolvió sobre ese asunto.

 

Esta sentencia de la Corte en Estrasburgo no es firme ya que existe un período de tres meses en el que Yulia Tymochenko o el gobierno de Ucrania pueden apelar a la Sala Superior donde un panel de cinco jueces considerarán si el asunto merece mayor revisión y de ser así se volverá a escuchar el caso y a emitir un veredicto final.

 

 

Más información ECHR

 

www.miabogadoenlinea.net