Como símbolo de amistad, y un buen detalle para terminar de entrar al mercado chino con el pie derecho, el magnate francés Francoise Pinault, dueño de la casa de subastas de Christie’s, regresó al estado chino dos figuras de bronce del siglo XVIII.

 

Se trata de dos cabezas, una de rata y una de conejo que pertenecían al emperador Qianlong y que fueron robadas por las tropas francesas y británicas cuando saquearon el Antiguo Palacio de Verano en 1860 durante la Segunda Guerra del Opio.

 

El gobierno chino había demandado el regreso de estas dos figuras argumentando la propiedad de las mismas. Sin embargo éstas formaban parte de la colección privada del diseñador de modas Yves Saint Laurent y de su socio y heredero Pierre Bergé.

 

En 2009 estas figuras fueron entregadas a Christie’s para ser subastadas. Cai Mingchao, asesor del Fondo Cultural de Protección de Reliquias de China, participó en la subasta ofreciendo hasta 28 millones de euros. Habiendo ganado la subasta, se negó a pagar el dinero como protestas por la subasta de objetos robados.

 

Tras la venta fallida, las figuras regresaron a la propiedad de Pierre Bergé, pero Francoise Pinault, fundador de la empresa de bienes de lujo PPR y suegro de Salma Hayek, compró a Bergé ambas figuras por un precio no revelado.

 

Pinault regresó los bronces al gobierno chino, como “una expresión de amistad hacia el pueblo de China” y quizá en agradecimiento al gobierno que el pasado 9 de abril otorgó a Christie’s la licencia para operar independientemente en Shangai, lo que la convierte en la primera casa de subastas internacional facultada para conducir directamente subastas en territorio chino, bajo su propia marca.

 

 

Más información The Art Newspaper

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It