A finales del año pasado el gobierno peruano interpuso una demanda en contra de la Universidad de Yale en donde exige la devolución de unas 46 mil piezas arqueológicas que fueron extraídas del Machu Picchu por Hiram Bingham, el arqueólogo que descubrió la zona en 1911.

 

La expedición de Bingham fue financiado por la Nacional Geographic Society y en diversas cartas de la sociedad queda constancia de que la propiedad legal de las piezas corresponde al gobierno peruano y que Bingham pudo sacarlas en 1916 en calidad de préstamo por un período de 18 meses.

 

No es la primera vez que Perú reclama la propiedad de estas piezas. Ya había entablado negociaciones con la Universidad en el 2001 y en el 2006, aunque en ese momento se referían a 4000 artefactos exclusivamente.

 

En 2006 se había llegado al acuerdo de otorgar el título de propiedad a Perú y la devolución de algunas piezas, reconociendo que las mismas se tratan de parte del patrimonio cultural de aquel país. Sin embargo, antes de que se firmara el acuerdo de entendimiento, Perú exigió la devolución de todas las piezas razón por la cual no se llegó a la firma.

 

La principal promotora de la devolución de estas piezas es la doctora Eliane Karp de Toledo, esposa de Alejandro Toledo, ex presidente del Perú.

 

Por su parte la Universidad de Yale, en un escueto comunicado posterior a una conferencia de la antropóloga, declaró que la demanda no tiene vigencia legal y que la posesión de las piezas es para mantener la posibilidad de que se sigan estudiando las civilizaciones antiguas, como la inca en este caso.

 

Fuente NY Daily News
www.miabogadoenlinea.net