El pasado 2 de abril, el Cuerpo Nacional de Policía de España alertaba en su cuenta de Twitter sobre la circulación de un video en el que aparecen menores participando en un acto sexual que se estaba difundiendo a través de esa red social.

 

En su columna de El Mundo, Jaque Perpetuo,  el abogado Carlos Sánchez Almeida, señala que en un segundo tuit la Policía Nacional española también informaba sobre las responsabilidades penales en que pueden incurrir aquellos que contribuyan a distribuir el vídeo compartiendo el enlace en redes sociales. En ese segundo tuit la Policía destacaba que “Distribuir un vídeo así es DELITO ¡No lo compartas!...”

 

El abogado y periodista destaca que el Código Penal de España especifica que toda contribución a la pornografía infantil tiene carácter de infracción penal: producir, vender, distribuir, exhibir, ofrecer o facilitar la producción, venta, difusión o exhibición por cualquier medio, entra de lleno en la definición del delito.

 

El inciso 2 del artículo 189 de ese ordenamiento señala que se aplicará una pena de prisión de uno a cinco años al que produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere, ofreciere o facilitare la producción, venta, difusión o exhibición por cualquier medio de material pornográfico en cuya elaboración hayan sido utilizados menores de edad o incapaces, o lo poseyere para estos fines, aunque el material tuviere su origen en el extranjero o fuere desconocido.

 

Este misma advertencia aplica en nuestro país, ya que el Código Penal Federal establece una pena de siete a doce años de prisión y de ochocientos a dos mil días multa a quien reproduzca, almacene, distribuya, venda, compre, arriende, exponga, publicite, transmita, importe o exporte pornografía infantil, términos semejantes a la legislación de España.

 

Por lo que cualquiera que divulgue o transmita este tipo de material puede ser perseguido por las autoridades al estar cometiendo un ilícito.

 

Por desgracia México tiene el tercer lugar en el mundo en delitos cibernéticos relacionados con la pornografía infantil, según registros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

 

 

Más información en elmundo.es

 

www.miabogadoenlinea.net