La Corte Penal Internacional, CPI, acordó la semana pasada posponer el inicio del juicio en contra de Uhuru Kenyatta y Kirimi Muthaura, dos de los cuatro altos funcionarios de Kenia acusados de crímenes contra la humanidad por la violencia postelectoral desatada en 2007.

 

El retraso en el inicio del juicio, sin embargo, no tiene relación con el hecho de que Uhuru Kenyatta haya sido declarado ganador de las recientes elecciones presidenciales en Kenia.

 

La Sala V de la CPI emitió un comunicado en el que explica que el juicio que debía empezar el próximo 10 de abril se pospone para el 9 de julio por lo que se refiere a los procesos contra Kenyatta y Mathura. Los juicios contra William Ruto y Joshua Arap Sang iniciarán en la fecha prevista por el momento.

 

La defensa de Kenyatta pidió a la Corte el retraso en el inicio del juicio de su defendido para que existiera tiempo suficiente de revisar la petición que presentó de que el caso regrese a la Sala Preeliminar. La Sala V estimó que la solicitud de la defensa contenía argumentos importantes que debían resolverse antes del inicio del juicio y otorgó tiempo suficiente para que esos argumentos fueran resueltos.

 

Previo a la elección los kenianos sabían que Uhuru Kenyatta estaba acusado ante la CPI de delitos graves cometidos contra los mismos kenianos y desde varios frentes se hizo la advertencia de que si resultaba ganador de la elección no se desecharían los cargos en su contra por ese hecho. Sin embargo a la mayoría de los ciudadanos de Kenia no les importó que su candidato estuviera formalmente acusado de haber cometido crímenes contra la humanidad y aún así votaron por él.

 

De confirmarse su victoria, Uhuru Kenyatta deberá resolver el problema que se le presenta de gobernar un país y atender a un juicio al que prometió presentarse.

 

 

Más información Africa Review

 

www.miabogadoenlinea.net