El caso en contra de George Zimmerman, quien la noche del 26 de febrero de 2012 mató a Trayvon Martin, un adolescente de 17 años en Florida, Estados Unidos, sigue generando controversia.

 

Los familiares de Trayvon Martin aseguran que hubo un componente racial en el homicidio mientras que por otro lado se pone en tela de juicio la ley de legítima defensa y la flexibilidad de las leyes en cuanto a la portación de armas.

 

La defensa de Zimmerman, de 27 años, anunció que cambia de estrategia legal y ya no argumentará la ley de defensa personal, por la cual inicialmente Zimmerman fue liberado sin cargo alguno, sino que se arriesgará frente a un jurado con la acusación de homicidio en segundo grado.

 

Se trata de una defensa que presenta mayor riesgo de que Zimmerman sea condenado por el delito que acarrea una pena máxima de 25 años en prisión y que deja de lado la controvertida ley de defensa personal que prevalece en Florida según la cual una persona puede matar a otra sin responsabilidad si su vida está en riesgo.

 

Mark O’Mara, abogado de George Zimmerman, explicó que su defendido quiere ser juzgado por sus pares y de ahí que hayan optado por una defensa directa del cargo de homicidio en segundo grado, si bien no dejarán de objetar que Martin atacó primero a Zimmerman y que éste actuó en defensa personal.

 

Este cambio en la defensa ha supuesto que el caso sea revisado por un jurado y no por la juez de la corte de circuito, Debra S. Nelson, quien fijó el próximo 10 de junio como fecha de inicio del juicio.

 

George Zimmerman se encuentra en libertad bajo fianza esperando el inicio del proceso. Su esposa también está sujeta a proceso por perjurio pues se le acusa de haber mentido a la corte sobre la situación financiera del matrimonio durante la audiencia en la que se fijó la fianza de su esposo.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net