En medio de una concurrida ceremonia, el viernes de la semana pasado se declaró establecido un tribunal especial que en Senegal juzgará por crímenes contra la humanidad al ex dictador de Chad, Hissene Habré.

 

Con la asistencia de autoridades senegalesas, de la Unión Africana, de la Unión Europea, representantes de organismos de derechos humanos, y varias de las víctimas del ex dictador, se instaló la corte conformada por cuatro salas especiales presididas por jueces de Senegal y otros países de África nombrados por la Unión Africana.

 

Aunque no se ha dado a conocer la fecha exacta del inicio del proceso contra Hissene Habré, la instalación de la corte, aprobada por los legisladores senegaleses en diciembre del año pasado, es un hito porque se está más cerca de ser juzgado este hombre que ha escapado de la acción de la justicia por más de veinte años y porque es el primer líder africano acusado de crímenes contra la humanidad que no será juzgado por tribunales internacionales.

 

Hissene Habré es acusado de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos durante sus ocho años de gobierno en Chad en que murieron unas 40,000 personas.

 

Tras haber sido derrocado en 1990, Habré se refugió en Senegal donde estuvo muy protegido por el ex presidente Abdoulaye Wade que dificultó cualquier posibilidad de juzgar a Habré.

 

En 2005, tres víctimas de Habré de nacionalidad belga, interpusieron denuncia en Bélgica, país que emitió orden de arresto en su contra por tortura, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos durante su mandato presidencial y solicitó a Senegal su extradición. Senegal, sin embargo, no lo extraditó y en 2008 Bélgica solicitó a la Corte de Justicia Internacional su intervención para solicitar a Senegal la extradición de Habré o bien el inicio de su juicio.

 

La Corte de Justicia Internacional, instruyó en julio de 2012 iniciar en Senegal el proceso en contra del ex dictador de Chad, Hissene Habré, o de lo contrario proceder a su extradición a Bélgica. Esta nueva solicitud de extradición fue negada por el actual presidente senegalés Macky Sall quien pasó la iniciativa para conformar el tribunal especial.

 

Todo parece indicar que después de 22 años Habré finalmente enfrentará a sus víctimas en un tribunal de derecho, lo que a decir de los expertos es un mensaje claro para los líderes africanos que cometen atrocidades contra su gente de que terminarán de una u otra manera encarando a la justicia. Un mensaje para Omar al-Bashir.

 

Solo esperemos que la instalación del tribunal no se quede en la pomposa ceremonia.

 

 

Más información Africa Review

 

www.miabogadoenlinea.net