Charles Taylor, Ex presidente de Liberia y sentenciado el año pasado a 50 años de prisión por el Tribunal Especial para Sierra Leona, envió una carta al Senado de su país en la que exige le entreguen las prestaciones que como ex presidente tiene derecho de acuerdo con las leyes de Liberia.

 

La carta tiene fecha de 12 de septiembre de 2012 pero fue leída en el Senado de Liberia el pasado martes y en ella se pide que se le entregue la pensión debida desde agosto de 2003, fecha en que abandonó la presidencia, hasta el momento.

 

El 26 de abril de 2012 Taylor fue encontrado culpable de los once cargos que se le imputaban, entre ellos asesinato, tortura, esclavitud sexual, terrorismo y reclutamiento de niños soldado en el conflicto armado en Sierra Leona. El Tribunal dictaminó que Charles Taylor abusó de su posición como presidente de Liberia para auxiliar e inducir a la comisión de crímenes en Sierra Leona, y que abusó también de su posición como miembro de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental, lo que agravó su participación en el conflicto armado puesto que se le había confiado, como miembro de la comunidad internacional, alcanzar acuerdos de paz.

 

En la sentencia el Tribunal también citó la extraterritorialidad de los actos de Charles Taylor y la explotación que hizo del conflicto en Sierra Leona para obtener beneficios económicos personales, lo cual se consideró como factores agravantes.

 

Pese a su condena Charles Taylor se fundamenta en la Ley sobre el Ejecutivo de Liberia que además de otorgar inmunidad al presidente y vicepresidente de Liberia, garantiza una pensión a los ex presidentes igual al 50 por ciento del salario que percibió como presidente. Además otorga como beneficio la contratación de personal a su servicio y otros medios de subsistencia que no pueden ser menores a $25,000 dólares al año.

 

“No he recibido noticias de las razones por las cuales los ministros de finazas de la República han fallado o rehusado cumplir con la ley del país por lo que respecta a mi pensión. El hecho es que no he recibido lo que en derecho me corresponde conforme a nuestras leyes”, escribió desde su prisión Charles Taylor a los senadores de Liberia.

 

La petición ha generado división en las opiniones puesto que senadores que pertenecen al partido de Taylor, el Partido Nacional Patriótico, han declarado que está en su derecho de recibir la pensión como la reciben los funcionarios que lo sucedieron durante la transición después de 2003, fecha en que Taylor fue obligado a abandonar el poder.

 

Abogados de derechos humanos y constitucionalistas señalan, por el contrario, que Charles Taylor no tiene derecho a la pensión y esgrimen diferentes argumentos, desde que fue obligado a abandonar el país y no dejó el cargo dignamente o que condujo un imperio criminal bajo el cual Liberia se convirtió en un estado fallido y por lo tanto no puede considerarse que fue un presidente legítimo.

 

El Senado de Liberia tendrá que resolver sobre el particular y quizá entregar la pensión a este ex presidente que ha sido condenado por un tribunal internacional por crímenes de guerra y contra la humanidad, una decisión probablemente legal pero no justa.

 

 

Más información Africa Review

 

www.miabogadoenlinea.net