Silla de ruedas

La Corte Suprema de Rusia falló en contra de una demanda de la Sociedad Protectora de Consumidores sobre un lineamiento de las líneas aéreas rusas por el cual niegan el servicio a personas con discapacidad motora si el avión no tiene capacidad suficiente para transportar las sillas de ruedas.

 

La normativa está prevista en el código que rige a las líneas aéreas elaborado por el ministerio del transporte con quien la Corte coincidió en que la negativa de prestar el servicio no violentaba los derechos de las personas con discapacidad.

 

La demanda se basó precisamente en la inconstitucionalidad de la normativa pues la Constitución rusa dispone la igualdad de todos ante la ley y argumentaban que en caso de que una línea aérea no tuviera la capacidad para transportar al pasajero debía hacer los arreglos necesarios con otra línea para que el servicio fuera prestado.

 

El ministerio del transporte argumentó que de no existir esta disposición a la larga los demás pasajeros del vuelo serían perjudicados, y señaló que han elaborado una iniciativa de ley para que las líneas aéreas rusas renueven su flota aérea para que tengan la capacidad de acoger al mayor número posible de personas con discapacidad.

 

El fallo de la Corte se presenta seis días después de que un legislador de la Duma del Estado denunciara que la línea alemana Air Berlin había negado prestar el servicio a miembros de una delegación rusa que se dirigía a Dusseldorf, Alemania, a un simposio sobre el mejoramiento de la movilidad urbana de los discapacitados. El piloto de la aeronave, argumentando las normas de seguridad aéreas, se negó a volar con más de dos sillas de ruedas a bordo por lo que once miembros de la delegación, seis de ellos en sillas de ruedas, se tuvieron que quedar en tierra.

 

El diputado que denunció el hecho anunció que los afectados demandarían a la aerolínea por daños y perjuicios pues aclaró que previo al vuelo tenían que haber avisado a los pasajeros que no podían transportar a toda la delegación. Sin embargo, si la Corte Suprema rusa avala que las líneas aéreas rusas apliquen este criterio, muy probablemente la demanda no prospere.

 

El pasado mes de abril, el aún presidente ruso Dmitry Medvedev firmó una ley federal por la cual se ratificó la Convención sobre Derechos de los Discapacitados de la ONU. En su momento el gobierno anunció que la ratificación de la Convención proporcionaba mayores mecanismos para asegurar, promover y proteger los derechos sociales y económicos de los discapacitados.

 

 

Más información RIA Novosti

 

www.miabogadoenlinea.net