Un Tribunal de Apelaciones Civil de Uruguay condenó a la presidencia de la República a indemnizar a los familiares de un guardaespaldas del expresidente Tabaré Vázquez por el fallecimiento de este en un accidente de tráfico en 2007.

El guardaespaldas, Walter Montes de Oca, falleció a los 52 años mientras conducía una camioneta blindada a la entrada a la Estancia Presidencial de Anchorena cuando en una curva cerrada perdió el control del vehículo.

En su calidad de médico, el expresidente Tabaré Vázquez brindó a Walter Montes de Oca los primeros auxilios mientras llegaban los servicios de emergencia y lo trasladaron a un hospital donde finalmente falleció.

Por su muerte, la madre y el hermano del, reclamaron del estado de Uruguay una indemnización por 236 mil dólares por el daño moral sufrido, bajo el argumento de que el guardia de seguridad no contaba con la preparación necesaria para conducir el vehículo blindado.

La demanda fue desechada en un juzgado de lo Contencioso Administrativo, pero los familiares apelaron y cuatro años después de iniciado el proceso, la corte de apelaciones les confiere la razón y condena a la presidencia a resarcir con 25 mil dólares a la madre y 10 mil dólares al hermano del guardaespaldas fallecido. La presidencia está dentro del plazo para llevar el caso ante la Suprema Corte de Justicia.

La suma a indemnizar incluye el daño moral sufrido, además del lucro cesante, es decir, el dinero que Montes de Oca pudo haber ganado por un estimado de los años de vida laboral que le podrían haber quedado de no haber ocurrido el accidente.

Más información Elpais.com.uy

www.miabogadoenlinea.net