A un año de interpuesto uno de los más de cuarenta recursos de inconstitucionalidad en contra del decreto de reforma de la Constitución de Honduras por el cual se crearon las llamadas ciudades modelo, éste fue dictaminado como inconstitucional.

 

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia de Honduras decidió por 13 votos a favor, uno en contra y el voto particular del presidente de la Corte, que las Regiones Especiales de Desarrollo son inconstitucionales.

 

En julio del año pasado la Cámara de Diputados de Honduras aprobó el Estatuto Constitucional de las Regiones Especiales de Desarrollo, RED, conocidas como “ciudades modelo”, dándoles autonomía, personalidad jurídica, su propio sistema de administración pública, leyes, fuero jurisdiccional, presupuesto, impuestos y sistema de recaudación, y en septiembre se firmó el primer convenio para iniciar la construcción de la primera ciudad previsto para este mes de octubre.

 

El recurso de inconstitucionalidad que se decidió fue interpuesto por la Asociación de Juristas por el Estado de Derecho. El recurso llegó a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia a principios de mes en donde por cuatro votos a favor y uno en contra se votó por la aceptación de la inconstitucionalidad. Sin embargo por no haber sido una decisión unánime el recurso pasó al Pleno para ser discutido.

 

ya en el Pleno, el recurso fue votado en contra por el magistrado Oscar Chinchilla, quien en septiembre fue recusado de conocer el caso por tener intereses directos en las ciudades modelo y quien votó en contra en la Sala de lo Constitucional. Fue el único voto en contra ya que si bien el presidente de la Corte no se pronunció a favor, tampoco lo hizo en contra y los 13 magistrados restantes votaron a favor.

 

Los argumentos para declarar la inconstitucionalidad de las Ciudades Modelos se basaron en que vulneran preceptos constitucionales como la soberanía, el territorio y la forma de gobierno.

 

Con esta decisión se pone fin a este modelo creado por el economista estadounidense Paul Romer, quien deberá buscar otro país en donde se acepte experimentar con la creación de ciudades autónomas como la mejor forma para erradicar la violencia y la corrupción.

 

 

Más información Elheraldo.hn

 

www.miabogadoenlinea.net