Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 2777
powered by social2s

Desde que fuera capturado el 21 de julio de 2008 en Belgrado, Radovan Karadzic, quien fuera líder serbobosnio, es juzgado por un tribunal de crímenes de guerra de la ONU en La Haya.

 

Está siendo juzgado por 11 cargos por genocidio, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y otras atrocidades, cometidos entre los años de 1992 y 1995, en que tuvo lugar la Guerra de Bosnia.

 

Karadzic es procesado por ser responsable del bombardeo de Sarajevo en el que murieron unas 12 mil personas, además de haber realizado una “limpieza racial” mediante la organización de la masacre de Srebrenica en la que murieron unos 8 mil jóvenes y hombres bosnio musulmanes.

 

Este hombre ha sido presentado dos veces ante un tribunal de La Haya y en ambas ocasiones ha rehusado rendir declaración de inocencia o culpabilidad. El año pasado al momento de su captura, dijo que esperaría a que se le sumaran todos los cargos por los que se le acusaban, además de alegar que el 1995 había recibido un trato de inmunidad ofrecido por Richard Holbroook, representante en aquel entonces de la comunidad internacional, por lo que no reconoció la jurisdicción del tribunal para juzgarlo.

Y recientemente acaba de volver a retar la jurisdicción del tribunal de la ONU en La Haya, al no hacer declaración respecto de los cargos que se le imputan porque el tribunal no tiene ningún derecho sobre él, como declaró en su momento.

 

El juez encargado de la causa, Iain Bonomy, tendrá que hacer la declaración de no culpabilidad sobre los 11 cargos para que el juicio siga su curso.

 

Según los expertos en la materia, el genocidio, además de ser el peor de los crímenes que se pueden cometer, es el más difícil de probar ya que se debe demostrar la intencionalidad de hacer la llamada “limpieza étnica”. Es así como solo se ha podido acusar de este crimen a un comandante serbobosnio, Rodovan Krstic, quien fue encontrado culpable en el 2004.

 

Pero los juicios en contra de los crímenes cometidos en la ex Yugoslavia no se quedan en el conflicto serbobosnio, sino que también se mueven también hacia Kosovo. Y apenas la semana pasada fue declarado libre de cargos quien fuera presidente de Serbia, Milan Milutinovic, entre los años de 1997 y 2002, juzgado por crímenes cometidos por las fuerzas serbias en la región. Se le declaró libre de cargos sobre la base de que él no detentaba el control del ejército serbio, sino que lo hacía el llamado Comandante Supremo, Slobodan Milosevic, quien intentó suprimir la independencia de la mayoría albana en Kosovo.

 

Milosevic falleció en el 2006 estando en custodia y antes de que se le dictara sentencia. Otros 5 acusados, aliados de Milosevic, fueron encontrados culpables y sentenciados a penas de prisión de entre 15 y 22 años.

 

La liberación de Milosevic, sin embargo, resulta altamente controvertida ya que hay quienes aseguran que sí tenía el control de las fuerzas armadas y que por tanto es responsable de deportaciones ilegales, y de diversos asesinatos.

 

Estos juicios sobre crímenes cometidos en la ex Yugoslavia continúan y habrá que seguir el juicio de Karadzic para conocer el veredicto del Tribunal.

 

Fuente BBC News

www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s